fbpx
a
Lorem ipsum dolor sit amet, consecte adipi. Suspendisse ultrices hendrerit a vitae vel a sodales. Ac lectus vel risus suscipit sit amet hendrerit a venenatis.
12, Some Streeet, 12550 New York, USA
(+44) 871.075.0336
[email protected]
Links
Follow Us
 

10 películas que concientizan sobre la violencia de género

El cine históricamente ha funcionado —entre muchas otras cosas— como un medio de denuncia. Es a través de historias como las que te vamos a presentar —facetadas, íntimas, incluso llenas de tabúes— que el filme puede cumplir su rol como catalizador empático.

Esta selección cuenta con películas emocionalmente asfixiantes, pero que prometen instaurar una nueva visión sobre el alcance y las consecuencias de la violencia de género sistematizada.

Un millar de mujeres como yo (A thousand girls like me, 2018)

Khatera, una mujer afgana de 23 años, tiene una hija pequeña y está embarazada de su segundo hijo: ambos engendrados por abusos sexuales de su padre. Ella hace su historia pública en la televisión nacional buscando un castigo para su perpetrador y en el proceso arroja luz sobre los defectos del sistema judicial afgano. Este documental brilla al mostrar cómo Khatera vive en una sociedad vuelta al revés: la norma es el silencio y la denuncia, el caos. Su historia promete dejarte contemplando la reflexión que la bautizó: hay otro millar de muchachas como ella.

Te doy mis ojos (2013)

Una noche Pilar sale huyendo de su casa con su hijo Juan. Escapa de Antonio, un marido que la maltrata y con el que lleva 9 años casada. Antonio no tarda en ir a buscarla y vuelve a caer en una espiral negativa. Te doy mis ojos es una película llena de frustraciones, arranques en falso y ciclos de violencia. Los personajes intentan crecer pero se quedan atrapados entre sus viejas usanzas: Antonio va a terapia pero sus inseguridades y su incapacidad de comprender el cambio le ganan la partida. Está historia permite apreciar tanto la perspectiva de la mujer como la del hombre, el vínculo de dependencia emocional entre Antonio y Pilar, sus inseguridades y sus deseos de comprensión.

En tierra de hombres (2005)

Una madre soltera interpretada por Charlize Theron vuelve a su país natal y comienza a trabajar en una mina. La protagonista debe lidiar con el abuso y las humillaciones sistemáticas de sus compañeros de trabajo. La situación se vuelve tan insostenible que la lleva a poner una demanda. La película está basada en el primer caso importante de acoso sexual exitoso en los Estados Unidos: Jenson vs. Eveleth Mines, donde una mujer (Lois Jenson) que sufrió una variedad de abusos mientras trabajaba como minera presentó y ganó la histórica demanda de 1984.

Tres anuncios por un crimen (2017)

Milfried Hayes desafía personalmente a las autoridades locales a resolver el asesinato de su hija cuando no logran atrapar al culpable. La violencia de género puede no ser un tema central de la película pero sí un detonador: Milfried es perseguida por los fantasmas de los abusos perpetrados por su exesposo y la violación y femicidio de su hija.

El color púrpura (1985)

Basada en la novela de Alice Walker y dirigida por Steven Spielberg, El color púrpura cuenta la vida de Celie, una mujer negra del sur que a los de 14 años queda embarazada de su padre. Seguimos su trayectoria mientras lucha por encontrar su identidad después de sufrir abusos durante toda su vida. Es una historia emocionalmente pesada que fue nominada en once categorías de los premios Oscar.

La teta asustada (2009)

La teta asustada es un acercamiento a las consecuencias de la violencia machista cuando se institucionaliza en un régimen autoritario. Fausta es una mujer traumatizada por la violencia sexual que sufrió su madre durante el conflicto armado en Perú, donde la represión y el desquite sexual fueron la norma. Después del entierro de su madre, la vida la llevará al inevitable punto en el que tiene que enfrentar sus demonios.

Nunca más (2002)

Cansada de los abusos e infidelidades de su esposo, una mujer huye con su hija. La protagonista emprende un viaje donde se refugia en varias ciudades perseguida por el fantasma de la violencia hasta que al final decide que no puede seguir viviendo así y se enfrenta a su marido. Nunca más es un aproximamiento más hollywoodense al problema de la violencia de género. Si bien presenta soluciones poco prácticas ante los abusos patriarcales, verla no deja de ser una experiencia catártica diseñada para dar un final fantasioso pero satisfactorio.

Durmiendo con el enemigo (1991)

Esta película protagonizada por Julia Roberts cuenta la historia de un matrimonio que parece ser perfecto desde afuera pero por dentro es una pesadilla. La protagonista finge su propia muerte en un intento de escapar de su las torturas de su esposo, pero la insanidad de su pareja se las arregla para encontrarla de nuevo.

Madame Brouette (2002)

Madame Brouette es una muestra más que la violencia de género es un mal que afecta a todos los estratos sociales del mundo. Esta historia de emancipación femenina está localizada en Senegal, África. Comienza con la muerte de un hombre a manos de su esposa, algo que altera a toda la comunidad. A partir de entonces, la narración va hacia atrás y cuenta la verdadera historia de la mujer, Matí, y cómo intentaba escapar de la vida con su marido junto a su amiga Ndaxté, que había sido también víctima de violencia de género.

No sin mi hija (1991)

Un padre convence a su esposa de ir a Irán con su hija a conocer a su familia. Sus promesas son mentiras y ella queda atrapada en la prisión que es su nueva casa. La protagonista deberá escapar de la violencia sistemática de un país desconodico con su hija.

 

Luis G. Cardoce [email protected]

Periodista y productor audiovisual especializado en temas de cultura y sociedad.

No Comments

Leave a Comment