fbpx
a
Lorem ipsum dolor sit amet, consecte adipi. Suspendisse ultrices hendrerit a vitae vel a sodales. Ac lectus vel risus suscipit sit amet hendrerit a venenatis.
12, Some Streeet, 12550 New York, USA
(+44) 871.075.0336
[email protected]
Links
Follow Us
 

Cold War: Una obra de arte instantánea

Aprovechando que el Festival de Cannes se encuentra en marcha, el Cine Magaly nos presenta una obra de arte de Pawel Polanski, Cold War, la cual se llevó el premio a Mejor Director en la edición 2018 del festival de cine más prestigioso del mundo.

Cinco años después de haber triunfado con Ida (ganadora del Oscar a la Mejor película de habla no inglesa), el polaco Pawel Pawlikowski nos ha brindado con Cold War un drama romántico que ha cosechado toda clase de elogios a su paso por los grandes festivales de cine, llegando a estar nominada incluso en tres categorías al Oscar 2019, además de cuatro nominaciones en los Premios Bafta y haber sido elegida  Mejor película extranjera en el Círculo de críticos de Nueva York.

Sinopsis

La película se centra en la Polonia de los años 50, aunque llega a extenderse en el tiempo hasta 1964. En un país marcado por las heridas sufridas en la II Guerra Mundial, las nuevas autoridades comunistas promocionan la creación de un grupo de músicos que, a través del folklore local, intentará llevar algo de alegría a los camaradas polacos y de paso transmitir mensajes de alabanza sobre el Camarada Stalin. Wiktor (Tomasz Kot) es un pianista que forma parte de este grupo coral. Será entonces cuando Wiktor se enamore de Zula (Joana Kulig) y juntos vivirán un bello romance, que irá yendo y viniendo a lo largo de más de una década, entre Oriente y Occidente, donde suena el jazz y empieza a reinar el rock’n’roll.

Con la Guerra Fría como telón de fondo, Cold War nos presenta una apasionada historia de amor entre dos personas de diferente origen y temperamento que son totalmente incompatibles, pero cuyo destino les condena a estar juntos. Es una película agridulce e insoportablemente bella, una triste balada de dos amantes que no soportan estar separados pero que a veces tampoco se soportan el uno al otro.

La película, protagonizada por Joanna Kulig y Tomasz Kot, fue filmada completamente en blanco y negro.

En un principio, la película da la impresión de no mostrar nada que no hayamos visto antes por parte del director polaco. Sin embargo, Pawlikowski vuelve a demostrar que lo importante es la narración, la forma de contar la historia. En este caso, la de dos personas que se conocen por accidente, intentan amarse y ser felices en unos tiempos donde no hay lugar para la belleza, el amor y el arte, a menos que se dedique a fines político: a la propaganda.

La acción parte del lado comunista, mostrando sus terribles efectos en la vida de los protagonistas y su entorno. El clasicismo sirve para transmitir emociones universales, retratar un mundo sin que nada falte ni sobre, sentir como algo “propio” lo que le ocurre a unos personajes de ficción. Pawlikowski dedica Cold War a sus padres y ha dado a entender que en su argumento hay muchas cosas que se ajustan a la vida real de la gente que le engendró, lo cual también logra explicar el por qué de la fuerte conexión que la película genera con el espectador al instante.

El Cine Magaly tiene la película a disposición en cartelera a lo largo de la semana. Si lo desea, puede ingresar al siguiente enlace para adquirir sus entradas y conocer esta bella obra de arte. O bien, si ya la vio anteriormente, pueda disfrutar quizá por última vez en la pantalla grande uno de los finales más hermosos y desoladores de la historia del cine.

Fabián Arias [email protected]

Coordinador de prensa. Estudiante de periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Experiencia cubriendo el acontecer audiovisual y deportivo.

No Comments

Leave a Comment