fbpx
a
Lorem ipsum dolor sit amet, consecte adipi. Suspendisse ultrices hendrerit a vitae vel a sodales. Ac lectus vel risus suscipit sit amet hendrerit a venenatis.
12, Some Streeet, 12550 New York, USA
(+44) 871.075.0336
[email protected]
Links
Follow Us
 

CRFIC anuncia ganadores de su séptima edición

El Costa Rica Festival Internacional de Cine 2019 finalizó el pasado sábado y en un evento privado, anunció a las películas ganadoras de las tres categorías que habían en competencia oficial (Competencia centroamericana de largometraje, Competencia costarricense de largometraje y Competencia nacional de cortometraje), cada una, con tres distintos premios por otorgar (Premio oficial, Premio especial del jurado y premio del público).

El jurado de la Competencia costarricense de largometraje y la Competencia centroamericana de largometraje estuvo conformado por Susana Santos Rodrigues (Portugal), quien se dedica desde hace 10 años a la curaduría, distribución y comunicación de cine de autor; Raúl Camargo (Chile), director desde el 2014 del Festival Internacional de Cine de Valdivia (FICValdivia), en Chile; y la cineasta costarricense Hilda Hidalgo (Costa Rica).

Por su parte, el jurado de la Competencia nacional de cortometraje, estuvo constituido por Diego Ginartes Rodríguez (España), Marija Fridinovaite (Lituania) y Federico Montero (Costa  Rica). El evento se realizó desde las 7:00 p.m en el Cine Magaly y los ganadores de cada categoría fueron los siguientes.

Competencia centroamericana de largometraje

“Temblores” narra la vida de Pablo, un hombre casado de 40 años, con dos niños y que su vida tradicional comienza a resquebrajarse cuando se enamora de un hombre. Su familia e Iglesia deciden hacer cualquier cosa para “curarlo”, forzándolo a suprimir sus deseos por medio de terapia.

Comenzamos con la única categoría internacional en competencia. La ganadora del premio máximo (Mejor largometraje centroamericano), el cual viene acompañado de un estímulo económico de ₡1,000.000, fue la película Temblores, del director guatemalteco Jayro Bustamante. El jurado destacó la cinta, del género drama-LGBTIQ, por “la capacidad de retratar una situación que pareciendo inverosímil es totalmente real y contemporánea, a través de una narrativa visual y sonora hábilmente construida”.

La Mención especial del jurado fue para la película salvadoreña, La batalla del volcán, del director Julio López por “poner en valor el registro histórico de un proceso político confrontándolo con algunos de sus protagonistas en el presente”. El público, por su parte, eligió como su favorita a la película panameña, Yo no me llamo Rubén Blades, documental biográfico del director Abner Benaim.

Competencia costarricense de largometraje

“El despertar de las hormigas” es una película con un fuerte mensaje de concientización feminista a través de la historia de Isabel, quien inicia una pequeña revolución en su hogar cuando se niega a tener un tercer hijo, el varón.

En cuanto al cine nacional, El despertar de las hormigas de Antonella Sudasassi se llevó el premio a Mejor largometraje costarricense, el cual fue acompañado con ₡3,000.000. En los considerandos, el jurado justificó la elección de la película por “su exploración formal del tema del deseo y la autonomía femenina”.  

La Mención especial del jurado fue para Callos de Nacho Rodríguez “por su acierto en el tratamiento de un tema que es íntimo y a la vez político con ramificaciones en toda la región” y el Premio del Público fue para El baile de la Gacela de Iván Porras.

Competencia nacional de cortometraje

“Estela” habla sobre José y Nora, quienes tienen 60 años de matrimonio. Juntos leen el periódico, riegan las plantas y repasan viejas fotografías. En un estudio de estos momentos cotidianos, fragmentos de recuerdos van y vienen como aviones que se pierden a la distancia.

Continuando con los galardonados nacionales, solo que ahora en la división de cortos, el premio al Mejor cortometraje costarricense fue para Estelas de la directora Milena Salazar por su “honestidad, sensibilidad y la sutileza en el tratamiento de los personajes; y por la habilidad de capturar el paso del tiempo, contextualizado en una tierna historia de amor que encapsula la memoria para recordarnos la vulnerabilidad de nuestro ser”, que además se lleva ₡1,000.000 como premio.

Se otorgó la Mención especial del jurado a Galatea al infinito, de las directoras Mariangela Pluchino, Julia Maura, Ambra Reijnen, María Chatzi y Fátima Flores, aduciendo que hace “una relectura creativa y ambiciosa que va en oposición a la narrativa hegemónica heteropatriarcal, generando una reflexión crítica sobre la objetivización y capitalización sexual del cuerpo femenino”. La Bohemia, de Natalia Solórzano, fue la ganadora del Premio del Público.

Fabián Arias [email protected]

Estudiante periodismo Universidad Internacional de las Américas. Experiencia y amplio conocimiento en el área audiovisual y deportiva.

No Comments

Leave a Comment