fbpx
 

Cuatro producciones costarricenses fueron premiadas en el Festival Ícaro

El cine nacional ha vuelto a poner su prestigio en lo más alto gracias a los reconocimientos obtenidos en la premiación del Festival Ícaro Centroamericano 2019, realizado en Guatemala.

La película costarricense, Dos Fridas, fue galardonada en cuatro categorías: mejor película de ficción centroamericana (que compartió con Temblores, película guatemalteca), mejor dirección, mejor dirección de arte y mejor fotografía.

Dos Fridas es una cinta de la directora nacional, Ishtar Yasin, y es un homenaje a la reconocida pintora mexicana, Frida Kahlo. En el filme, a través de recuerdos, sueños y mitos, la cineasta costarricense detalla a la leyenda latinoamericana más allá de su obra y legado.

La película se filmó en tierras Aztecas, como coproducción con ese país, y contó con la participación de costarricenses en el elenco y en la parte técnica.

La obra de Ishtar Yasin compartió el premio a mejor ficción centroamericana con el drama Temblores, del director guatemalteco Jayro Bustamante, debido a que, según el jurado del Festival Ícaro, “ambas aportan, conjuntamente, a la construcción de una cinematografía nacional regional y por sus diferentes y arriesgadas narrativas”.

Ishtar Yasin actualmente vive en la Ciudad de México.

Más premios para Costa Rica

Dos Fridas no fue la única producción costarricense que celebró en el Festival Ícaro.

La película El despertar de las Hormigas, de la cineasta nacional Antonella Sudasassi, se llevó el premio a mejor guion de la competencia centroamericana.

Daniela Valenciano, que encarna el papel de Isabel en esa cinta, fue reconocida como la mejor actriz en la vigésimo segunda edición de este festival. Además, el premio especial del Encuentro Iberoamericano de Cineastas Emergentes, evento que se realiza paralelo al festival, también fue para El despertar de las Hormigas.

Por último, el largometraje documental costarricense, Tlacuilos, de Federico Peixoto, recibió una mención honorífica por parte del jurado, mientras que la cineasta tica, Karolina Hernández, se llevó el premio a mejor producción por el filme Días de Luz, junto a colegas del istmo, dado que fue una coproducción entre varios países centroamericanos.

Todas las producciones nacionales galardonadas, excepto Días de luz, fueron apoyadas por el fondo de fomento El Fauno, que es administrado por el Centro de Cine para el impulso del cine local.

El despertar de las Hormigas narra la historia de Isabel, una joven mujer que vive con sus dos hijas y su esposo en una zona rural de Costa Rica.

 

Fabián Madrigal [email protected]

No Comments

Leave a Comment