fbpx
a
Lorem ipsum dolor sit amet, consecte adipi. Suspendisse ultrices hendrerit a vitae vel a sodales. Ac lectus vel risus suscipit sit amet hendrerit a venenatis.
12, Some Streeet, 12550 New York, USA
(+44) 871.075.0336
[email protected]
Links
Follow Us
 

De empezar “sin un cinco” a terminar en Berlín… El viaje de El despertar de las hormigas

En medio del caos de la capital, hay todavía un pequeño oasis para vivir en paz, alejado del tumulto caótico de San José, sin el sonido constante de los vehículos de fondo y con calles en donde fácilmente se podría armar una mejenga de barrio, como las de antes cuando éramos niños, pero todo esto, siempre con el centro de la ciudad a unos cuantos pasos para poder realizar nuestras compras, trámites y demás actividades cotidianas sin mayor complicación de traslado. Esto es Barrio Dent, lugar al que hemos venido a conversar con la directora de El despertar de las hormigas, Antonella Sudasassi.

La película fue recientemente seleccionada para participar en el prestigioso Festival Internacional de Cine de Berlín (Berlinale) en la categoría Forum, sección dedicada específicamente a propuestas de alto contenido artístico y social. Este es un festival de categoría “A”, acreditado por la Federación Internacional de Asociaciones de Productores Cinematográficos, y es por esto mismo, que nos hemos dado a la tarea de conocer un poco más acerca del proyecto y de su propia directora, en la entrevista que a continuación se reproduce.

Antonella Sudasassi es licenciada por la UCR y se capacitó en Berlín, Alemania. Entre sus proyectos anteriores destacan “De como para Cecilia el rojo dejó de ser fuego” y “Descartable”.

Costarricense (con ascendencia italiana), proveniente de una numerosa familia y licenciada de producción audiovisual en la Universidad de Costa Rica. Esa es solo una breve descripción de quien es Antonella Sudasassi, pero quien mejor que ella misma, para poder describir a mayor profundidad a la directora de El despertar de las hormigas.

“Soy muy extrovertida, muy determinada. Creo que cuando me propongo algo por lo general lo logro. Mucha gente me dice que soy muy fuerte” Nos indica Antonella, quien también recuerda por un momento que tuvo una infancia muy feliz, siempre jugando en la calle con sus primos en un barrio familiar de Guadalupe. De hecho, menciona, que si alguien le pregunta por alguna serie o caricatura popular de la época, ella no sabría referirse al programa en cuestión, ya que siempre fue muy apartada de la televisión.

Proveniente de una familia artística (músicos por el lado paterno y artistas plásticas por el lado materno), se podría decir fue un proceso natural que Antonella se acabara decantando por el arte como su pasión y profesión.

Autora y directora de De cómo para Cecilia el rojo dejó de ser fuego y Descartable, El despertar de las hormigas se convierte en el proyecto más ambicioso, hasta el  momento, que Antonella lleve a cabo, el cual narra una historia contada en tres partes, sobre la lucha de las mujeres en la sociedad actual, aún machista, para poder encontrar su feminidad, sexualidad y realización personal.

“Cuando yo empecé el proyecto, tenía el primer tratamiento de largometraje y quería trabajar con alguna productora, entonces me encontré con Amaya (Izquierdo, productora de la cinta) y me puso el reto de hacer un cortometraje juntas para conocernos. Me dijo que el cortometraje puede ser cualquier cosa, como la extensión de alguno de los personajes en su niñez pero que tenga una estética similar. Yo estaba trabajando en ese momento una idea de un documental que trataba de la sexualidad femenina, entonces fue como, pongámonos en orden, te voy a hacer un corto, tengo el documental ya medio dibujado y tengo el largometraje, entonces lo que hice fue reformular todo para que todo entrara en un mismo universo”. Así explica la directora, com fue que nació la idea de este proyecto tripartita.

El largometraje será la segunda de las tres historias del universo de El despertar de las hormigas. La última entrega, que se pretende iniciar a rodar en el próximo año, será un documental sobre la vejez de la protagonista (la cual aún no revelan su identidad).

Al ser un consultada sobre los factores en común que se podían encontrar dentro de las tres historias del universo, Sudasassi explica que “Los personajes cambian totalmente pero hay una unidad en estilo, hay una misma narración, es una misma temática. Creo que también que hay un intento más como de ñoñadas por rescatar, es decir, ciertos planos o figuras que se repiten, Hay una canción que en las dos películas se cantan, a partir de pequeños detalles trataba de hacer una unión, pero los personajes son otros y  las historias son otras”.

La película fue rodada en su totalidad en San Mateo de Alajuela y cuenta con personas de la zona dentro del film, dándole vida a personajes secundarios. Esto se debe, comenta la directora, a que siempre se buscó brindar a la película una sensación de pueblo, de comunidad, ya que Costa Rica, a su manera, continúa siendo un enorme pueblo en donde todos se conocen. La selección de San Mateo como tal, fue obra de la casualidad, explica, ya que un día buscando locaciones, al visitar la zona, notó que el pueblo no ha cambiado nada en comparación a lo que era hace unos 20 años, cuando antes de existir la actual ruta 27, era una parada obligatoria ya fuese para comerse algo, pasar al baño o simplemente descansar un momento después de haber pasado el Monte del Aguacate, cuando se viajaba rumbo hacia las playas del Pacífico.

La película cuenta con personas oriundas de la zona dando vida a personajes secundarios, con el fin de brindar mayor autenticidad a la cinta.

En este punto de la conversación, se denota en Antonella la felicidad y orgullo que siente al hablar sobre su película, por lo que también quisimos conocer de esos momentos duros que enfrentó la película durante su producción.

“En algún momento, ya llevábamos dos años y medio trabajando en la película en la etapa de desarrollo y hubo un momento en donde yo dije que ya no podía sostener más este proyecto, ya no sabía cómo reescribir, ya había llegado a un punto de la hago o la dejo tirada y en ese momento Amaya y yo decidimos hacer la peli, no teníamos ni un cinco, solo nos habíamos ganado Proartes y desarrollo en el Festival de Cine. Dijimos hagámoslo, pusimos fecha y por suerte para ese fin de año salió El Fauno y entonces grabamos con la plata de El Fauno pero no teníamos plata para terminar la película. Grabamos y ya no teníamos plata. Después, con el primer corte de la peli, salieron ciertas cosas. Salió la producción española, ganamos el fondo español, luego Ibermedia, luego ganamos varios premios internacionales en etapa de cine construcción y el Festival de Cine nuevamente. Por dicha la película ya hecha gustó mucho y fuimos sacando diferentes fondos para finalizarla”.

Y vaya que ha gustado la película, tanto así, que, como se menciona al inicio de la nota, fue seleccionada para proyectarse en la sección de Forum del Berlinale, lo cual fue una sorpresa para los productores, ya que Berlín parecía que había dejado de ser una opción.

“La película se había estado enviando a festivales pero la agarró un agente de ventas y a mediados de agosto del año pasado nos dijo que la intentaramos colocar en un festival a principio de año. Pues básicamente en orden de importancia estaban Berlín, Rotterdam y Tribeca en Estados Unidos. Ya el agente de ventas había perdido la fe en Berlín porque es demasiado difícil entrar a este festival porque proyecta películas de todo el mundo y es difícil que vuelvan a ver una película de una desconocida. Entonces apuntamos a Rotterdam pero no nos terminaba de confirmar y por ahí nos confirmó otro festival, entonces estábamos casi por confirmarle al otro festival por temor de quedarnos sin estreno y en eso le escribimos un último intento a Berlín y eso fue como miércoles por la noche y el jueves me levanto y recibo un correo diciendo que estábamos seleccionados en Forum”, cuenta con enorme emoción y alegría Antonella al recordar lo complicado que fue inscribir la película en el festival.

El Berlinale arranca el jueves 7 de febrero y proyectará El despertar de las hormigas el martes 12 de febrero.

En particular, la reacción de la directora al recibir el correo fue de incredulidad y un poco de desconfianza al principio. “Yo no sabía si se había confundido, o sea, uno nunca sabe si es cierto o no. Intentaba contactarme con todo mundo pero justo en ese momento nadie me contestaba hasta que ya aparece Amaya y le escribe diciendo que quedaba atenta a la invitación oficial, porque diay, como que un correito no me convence y por eso aún yo no celebraba. Hasta que a las tres horas apareció el agente de ventas y aclaró mis dudas y ya al final del día nos llegó la carta oficial y ahí sí ya llamé a todo mundo y pegaba brincos diciendo que ya era oficial. Fue demasiado vacilón”.

Desde el momento del aviso, la producción ha corrido para tener todo listo para la presentación del film en Berlín, ya que la notificación la recibieron recién a finales de diciembre y anuncio oficial por parte del festival se publicó hasta el pasado 18 de enero, por lo que los preparativos se han tenido que llevar a cabo con gran velocidad. “El primer paso fue contratar una publicista allá (Berlín), porque teníamos una proyección con prensa el 10 de enero y fue una carrera para terminar afiches, trailer y un montón de procesos que todavía los estábamos trabajando con tranquilidad pero de repente todo había que terminarlo ya”.

Una delegación de más de 10 personas, incluidos directora, productores y actores principales, entre otros, partirán hacia Berlín en los próximos días. Antonella en particular, partirá el 4 de febrero, aprovechando su pasado en la capital alemana, en donde vivió durante 4 años y aparte de entablar nuevas amistades y relaciones profesionales, logró capacitarse para ampliar sus conocimientos y explorar nuevas técnicas audiovisuales.

La película hará su estreno en el Berlinale el día martes 12 de febrero. Para Costa Rica, el estreno se tiene proyectado entre los meses de abril y mayo del 2019, en conjunto con la distribuidora costarricense, Pacífica Grey.

Para finalizar, Antonella acaba con un pequeño llamado de lo que quisiera que la película logre reflejar en las personas que la vayan a disfrutar. “Básicamente, a mi me gustaría que haya un espacio de reflexión. Mi mayor ambición al hacer cine, es que la gente se quede con una duda, una pregunta, una inquietud básicamente. Que piense en la película cuando termine. Que haya un espacio de reflexión, la película no es confrontativa, no busca generar un choque con el espectador, es más una película sobre cotidianidad. Se cuentan los pequeños detalles que nos van determinando el progreso del personaje entonces me gustaría que la gente simplemente reflexionara en lo importante que son los pequeños detalles en la vida diaria. Es decir, nosotros nos formamos y somos quienes somos en función de cómo reaccionamos a las pequeñas cosas”.

Fabián Arias [email protected]

No Comments

Leave a Comment