fbpx
 

‘Días de Luz’: Seis países unidos por un acontecimiento global

¿Qué pasaría si en Centroamérica hubiera un apagón masivo? Esto es lo que busca responder Días de Luz, la primera película de creación colectiva de la región. Dicho filme ha unido a seis directores, siete productores y seis empresas productoras de igual número de países para su realización.

A pesar de que cada director aporta su historia, el guión de la película de ficción estuvo a cargo del costarricense Mauro Borges, egresado de la carrera de Cine y Televisión de la Universidad Veritas en San José. 

Me contactaron a finales del 2013 e inicios del 2014 ya que la productora Karolina Hernández tuvo una reunión con Julio López, director de Días de Luz en El Salvador. Con la idea de lograr una dinámica de integración mediante una coproducción entre seis países, es cómo se concreta Bus al Sur, la cual consiste en una historia de un turista que salia en bus de Mexico hacia Panamá, pasando por todos y cada uno de los países participantes (Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá). Acepté hacer la parte de Costa Rica y durante el proceso se dio el cambio de nombre de la película  junto con una reestructuración de la misma. El punto de partida es el apagón, lo cual nos permitió proceder a realizar el guión completo del proyecto, comentó Borges.

Un fenómeno, seis realidades

La historia en Días de luz comienza con un apagón que deja a toda la región centroamericana sin energía eléctrica. A partir de ahí se desarrollan seis historias diferentes pero entrelazadas entre sí. Dos religiosos que intentan estafar a los fieles en Costa Rica, una adolescente que busca cómo celebrar su fiesta de quince años en Nicaragua, un reencuentro amoroso gracias a la tecnología en Honduras, o una mujer que intenta aplicarse un tratamiento médico del que depende su vida en El Salvador, son algunas de las historias.

Una pareja de pastores con biblia en mano son los encargados de desarrollar la historia por parte del suelo costarricense dentro de la película. Esta pareja se aprovecha de los fieles para lograr adinerarse a costas de su gentileza. 

La pareja de pastores son padre e hija. Me interesaba mucho tocar el tema de la desilusión, de poner a prueba la fé. Cada historia tocó un tema de interés del propio país. Con Costa Rica, a la hora de plasmar la historia pensé en desarrollarla en una montaña de Cartago con neblina, elementos que cuestan ver en una película. Me causó mucho interés el ver qué sucede con una persona que se encuentra aferrada a sus creencias en momentos difíciles acotó Mauro.

Para Borges, el dirigir una película cuya trama posee como escenario 6 países distintos fue un gran reto. Sin embargo, el trabajo conjunto y la buena organización fueron elementos clave para darle rienda suelta al filme.

Las ideas tuvieron un buen punto de partida. Yo al guionizar, me di a la tarea de realizar cambios y junto a Enrique Pérez (director salvadoreño de la película) acomodamos todo. Es muy complicado establecer horarios y lugares para reunirse tomando en cuenta la lejanía de todo el equipo. La modalidad distancia no fue impedimento para tener un norte definido, ya que todas las partes del equipo trabajaron en si para un mismo fin”, agregó Borges.

Pequeñas ayudas, grandes avances

La producción de Días de Luz tuvo un costo de $500.000. A esta suma de dinero, se le sumaron grandes contribuyentes a lo largo del camino, tales como los métodos de financiamiento de empresas tanto públicas como privadas, así como el beneficio del fondo de coproducción de Ibermedia, el Fondocine de Panamá y el Fondo Primera Mirada del IFF Panamá. 

En el 2015 el fondo Ibermedia benefició demasiado a la película, sobre todo porque nos dio un empujón para que Fundación Carolina nos tomara en cuenta. Al contar con presupuestos un poco más aterrizados, se beneficia totalmente el esquema de producción. Una de las dudas era cómo íbamos a llevar a cabo este proyecto tan ambicioso, y al final tuvimos un equipo itinerante que logró sacar adelante el objetivo ”, agregó el director.

A los gastos de la producción también se les sumó lo recaudado por medio de una estrategia de crowdfunding, la cual permitió que con una página web del proyecto se le permitiera a los cinéfilos de todo el mundo realizar donaciones para cubrir el presupuesto total.

El paso por los AFI 

El AFI Silver Theatre and Cultural Center (Washington D.C.) fue la sede de la premier mundial de Días de Luz el pasado 2 de octubre del 2019. El AFI, al ser uno de los festivales de cine más grandes y de mayor trayectoria de América Latina en los Estados Unidos, se ha convertido en una vitrina para presentar el talento de América Latina y a la vez honrar las conexiones culturales iberoamericanas.

El estreno en el AFI fue fenomenal. Era la primera vez que veíamos la película terminada en un teatro de gran magnitud. La calidad de las proyecciones, las atenciones, y todo lo que conlleva realizar un estreno fue muy satisfactorio. A los 3 días de la premier se iba a proyectar Joker, lo cual nos dio un gran sabor de boca y una gran satisfacción por la labor realizada. La comunidad latina se hizo presente en Washington. El escuchar las primeras risas y algunas impresiones de la gente nos dió una alegría y un sentimiento muy grande”, mencionó Mauro.

Estreno en suelo tico

El estreno de Días de Luz en territorio nacional se tenía previsto para el 18 de marzo en el marco del Costa Rica Festival Internacional de Cine (CRFIC). Sin embargo, debido a la situación del COVID-19 su estreno se postergó hasta nuevo aviso. 

El filme podrá disfrutarse en modalidad virtual a través del IFF de Panamá del 22 al 26 de mayo. Pueden encontrar Días de luz en el siguiente enlace: https://www.iffpanama.org/es/peliculas.

Para conocer más sobre este largometraje puede visitar el sitio web https://diasdeluzfilm.com/

 

Allan Blanco [email protected]

Publicista licenciado en Comunicación y Mercadeo

Leave a Comment