fbpx
 

Documentales setenteros se proyectarán en el Museo del Banco Central

Algunos de los documentales más emblemáticos de la época de los setenta podrán volver a ser recordados gracias al Centro de Cine. El Ciclo de “Documentales setenteros en las gradas” proyectará hoy a las 6:00 p.m. los documentales Waca, la tierra de los bribris” (1979) y “Los presos” (1975) en las afueras del Museo del Banco Central (abajo de la Plaza de la Cultura). Para el martes 11 de febrero, se proyectarán Las Cuarentas y A propósito de la mujer.

A Continuación una pequeña sinopsis de los títulos: 

-Waca, la tierra de los bribris (1979) 

Edgar Trigueros

Es un documental sobre la situación de una familia indígena bribrí que vive en las cercanías de Salitre de Buenos Aires. La película relata cómo esta familia bribrí ha ido perdiendo la tierra que fue suya desde tiempo inmemorial. El filme denuncia el atropello que sufren los pocos indígenas que aún sobreviven en ese país.

-Los Presos (1975)

Victor Ramírez

La principal tesis de la película la resume un preso cuando dice que si las condiciones de vida y la orientación que recibió de niño hubieran sido otras, probablemente no se encontraría tras las rejas. La película muestra con gran sobriedad el miserable mundo de los prisioneros; con rasgos dignos del más auténtico “cine de variedades”,  el cual lleva de la mano a otro mundo, no por visible y cercano menos triste y sórdido, el de los niños abandonados. En un futuro no muy lejano, muchos de ellos inevitablemente llegarán a ocupar sus prisiones.

-Las Cuarentas (1975)

Victor Vega 

La película presenta diversos aspectos de la vida de las prostitutas. Varias prostitutas y algunos “protectores”, estuvieron de acuerdo en ofrecer una confesión sobre sus vidas, cómo llegaron a ella y que esperan para el futuro. Lejos de ser un discurso moral, el documental logra acercar, por vía humana, a la condición que determina la vida de las prostitutas.

-A propósito de la mujer (1975)
Kitico Moreno

Se basa en testimonios reales de seis mujeres de diferentes estratos sociales que reflejan la miseria, la ira, el sufrimiento reprimido y callado, al igual que la ilusión, el sueño y el ideal.

También en esta película hay escenas de ficción que simbolizan el desierto por el cual camina la mujer a través de su vida, sentenciada por pasajes bíblicos, ante una sociedad configurada por los hombres. Un camino lleno de limitaciones y de obstáculos, pero que revela al final una esperanza de libertad.

Allan Blanco [email protected]

No Comments

Leave a Comment