fbpx
a
Lorem ipsum dolor sit amet, consecte adipi. Suspendisse ultrices hendrerit a vitae vel a sodales. Ac lectus vel risus suscipit sit amet hendrerit a venenatis.
12, Some Streeet, 12550 New York, USA
(+44) 871.075.0336
[email protected]
Links
Follow Us
 

El Reino… De la corrupción política

Con su tercer largometraje en solitario como director, Rodrigo Sorogoyen nos presenta una realidad que antes de él, solamente David Ilundain se había atrevido a retratar en la pantalla grande con la película B. La corrupción política no es solo un mal que carcome el sistema democrático de España, sino que es la triste actualidad que también aqueja a Latinoamérica, por lo que se convierte en trascendental la necesidad de aprovechar ver esta película en el Festival de Cine Europeo en el Cine Magaly.

Sinopsis

Manuel (Antonio de la Torre), un influyente vicesecretario autonómico que lo tiene todo a favor para dar el salto a la política nacional, observa cómo su perfecta vida se desmorona a partir de unas filtraciones que le implican en una trama de corrupción junto a Paco, uno de sus mejores amigos. Mientras los medios de comunicación empiezan a hacerse eco de las dimensiones del escándalo, el partido cierra filas y únicamente Paco sale indemne. Manuel es expulsado, señalado por la opinión pública y traicionado por los que hasta hace unas horas eran sus amigos. Aunque el partido pretende que cargue con toda la responsabilidad, Manuel no se resigna a caer solo. Con el único apoyo de su mujer y de su hija, y atrapado en una espiral de supervivencia, Manuel se verá obligado a luchar contra una maquinaria de corrupción que lleva años engrasada, y contra un sistema de partidos en el que los reyes caen, pero los reinos continúan.

Un soberbio Antonio de la Torre se enfunda el traje de Manuel López-Vidal, ese político de futuro brillante al que la corrupción le explota en la cara. Entre pasillos y despachos, comilonas y fiestas en el mar, una cámara dinámica pero estilizada persigue al que destapará la mayor trama criminal de la política española, dejando en evidencia un sistema corrupto desde los cimientos.

Sorogoyen se enfrenta aquí a su primera película de ambiciones políticas y sociales, pero no se olvida del personalísimo estilo que le ha convertido en uno de los pilares del nuevo cine español con tan solo tres películas en su filmografía como director en solitario. La incomodidad, uno de los ingredientes estrella de Stockholm y Que Dios nos perdone, vuelve a hacer acto de presencia en su cine gracias a la desasosegante banda sonora de su colaborador habitual, Olivier Arson, que firma una partitura que recuerda a la música de La red social de David Fincher, un filme con el que El Reino comparte la predilección por la tensión y los diálogos eléctricos para contar uno de esos fenómenos que más y mejor han definido el siglo XXI. La huella del director está en todas partes, incluyendo una agobiante y alargada secuencia en la que el político protagonista pierde los papeles en su última oportunidad por salvaguardar su futuro. Ahí Sorogoyen lleva al extremo al espectador, a los personajes y a la propia situación, cruzando la línea de lo verosímil por primera y única vez en una película que resulta dolorosamente auténtica en todo su metraje.

Aparte de Antonio de la Torre, la película también cuenta con el protagonismo de Josep María Pou, Bárbara Lennie, Nacho Fresneda y Ana Wagener.

El Reino funciona más en su parte de “thriller” que como análisis de las estructuras corrompidas del poder. En un monólogo final panfletario que rompe la cuarta pared y en el que el político reparte culpas, la película dispara contra los políticos, sí, pero también contra los medios de comunicación y las grandes empresas que encubren y mantienen en el poder a criminales por intereses ilegítimos y contrarios al bien común. ¿Y en qué lugar queda el ciudadano? En la anécdota del tipo del bar que calla cuando el camarero le devuelve plata de más, que suena a ese lugar común tan dañino de que “roba el que puede” y que tanto consuela a los ladrones, sobre todo a los que llevan traje y corbata.

Si usted desea disfrutar de esta película ganadora de siete Premios Goya (incluido mejor director, actor y guion), tiene una última oportunidad para observarla en el Festival de Cine Europeo este jueves 18 de julio a las 3:30 p.m en el Cine Magaly.

Fabián Arias [email protected]

Coordinador de prensa. Estudiante de periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Experiencia cubriendo el acontecer audiovisual y deportivo.

No Comments

Leave a Comment