fbpx
 

Ernesto Gutiérrez y la búsqueda de una voz

Ernesto Gutiérrez —joven, pelo castaño claro— escarba en su memoria una respuesta que no está del todo seguro si tiene. “Quisiera decir que yo tuve un llamado y que supe a tal edad que quería estudiar cine, pero no”.

Eso sí, su formación, desde la niñez hasta su adultez temprana, siempre estuvo rodeada de películas. “Mis papás son médicos pero tienen una gran afición con el cine, sobre todo mi mamá. Desde muy pequeño vi todos los clásicos del cine, vi películas que no debí haber visto a esa edad y las vi con ellos. Es curioso, nunca fue como uy, voy a escabullirme a ver Kill Bill, más bien vi Kill Bill con mami. Me quitó como la imagen morbosa de no poder ver escenas sexo o de acción y sangre con mis papás.”

“Yo creo que cuando uno habla de cine es porque tiene algo que contar y creo que muchas personas van a la escuela de cine a darse esa respuesta.” Ernesto fue uno de esos: actualmente está terminando la carrera de Cine y Televisión y su cortometraje Crónicas: Soy y Javi forma parte de la muestra nacional Sabor Local: CHURCHILLdel Festival shnit San José 2019.

Fotograma del cortometraje ‘Crónicas: Sol y Javi’

Hoy, Ernesto sabe —o por lo menos siente— que hace cine no solo porque tiene algo por decir sino porque lo quiere decir a su manera, con su voz.  “Creo que es algo que resuena 24/7 en la mente de todos los realizadores: cómo encuentro mi propia voz”.

Crónicas Sol y Javi es una herramienta más en esa búsqueda constante por forjar un estilo. Sin embargo, Ernesto no quería realizarlo bajo las paredes seguras de la universidad: se lanzó junto a un grupo de compañeros a grabarlo por su cuenta. “Queríamos ponernos a prueba. No podía llegar a decir: yo soy cineasta si no tengo nada con qué probarlo. Teníamos ganas de hacer cine. Fue así: salgamos a la calle y hagámoslo nosotros, enfrentémonos al mundo real”.

Ernesto entiende el cine como un trabajo colaborativo. Cuando habla sobre el corto, siempre lo hace en plural: conseguimos tal cosa, intentamos tal otra. Cada vez que puede, agradece: “no sería posible sin mi equipo”.

Crónicas: Sol y Javies una historia minimalista pero enternecedora sobre la transición entre una amistad a una relación romántica en Sol y Javi, los protagonistas. Ernesto dibuja una instantánea de un momento de cambio y lo hace con calma, con detalles. Quiso aprovechar los pequeños gestos para universalizar la trama. “Lo que me interesaba era lo cotidiano, que esta relación se sintiera de día a día”.

Ernesto resuelve el corto con economía de recursos y trata de convertir esa escualidez en una fortaleza del filme: tomas largas, sostenidas, pocos planos y conversaciones casuales.

Como un ejercicio para aprender a caminar por pasillos estrechos, Ernesto se puso él mismo las limitaciones: no más de tres locaciones, dos personajes máximo, pocas tomas y cinco páginas de guion. “Me parece que el error más grande de los realizadores jóvenes al hacer algo por su cuenta es el exceso de libertad.”

Ernesto también entendió que el peso debía estar en las interpretaciones. “Yo no quería ver actores, quería ver dos amigos hablando. Por ahí fue que quisimos entender cómo trabajar a los actores para llevarlos a ese punto en específico. Mercedes y Juanjo (los intérpretes) son geniales. Honestamente si no hubiera sido por ellos una parte crucial del corto no hubiera existido tal como es.”

Los protagonistas, que ya se conocían de la escuela de artes dramáticas, tuvieron la libertad de rellenar la personalidad de sus personajes. “Los actores no son cotorras que repiten líneas, sino artistas que tienen el derecho de aportar”, reconoce.

Con Crónicas Ernesto se siente encaminado. La meta —su voz propia— no sabe si la tiene cerca, pero tampoco lo trasnocha. “Yo no sé si he encontrado mi voz, no sé si la voy a encontrar nunca. Tal vez alguien me lo vaya a decir: ey,vos tenés un estilo muy marcado o lo que sea, pero yo no sé si lo voy a saber y no sé si me interesa saberlo. Me interesa más la búsqueda.”

‘Crónicas: Sol y Javi’ se proyectará este jueves 24 de octubre a las 9:00 p.m. en la función Sabor Local: CHURCHILL II, en el Cine Magaly. Podés adquirir tu entrada en boleteria.delefoco.com o en la boletería deleFOCO en el Cine Magaly a partir de las 2:00 p.m

Luis G. Cardoce [email protected]

Periodista y productor audiovisual especializado en temas de cultura y sociedad.

No Comments

Leave a Comment