fbpx
 

Francisco Saco y la dualidad entre la agresión y la vulnerabilidad

Mientras ideaba el guion, lo primero en lo que pensó Francisco Saco fue una imagen. Lo segundo, el título que describiría no solo a esa imagen, sino a todo el cortometraje: Hombre expuesto con arma en mano

“Yo arranco con ese visual”, dice Saco. “Se me vino a la mente la imagen un corto en el que el personaje principal está apuntado un arma a todo el mundo y todo el mundo le está apuntando un arma a él”. 

Fotograma del cortometraje ‘Hombre expuesto con arma en mano’.

Hombre expuesto con arma en mano forma parte del Huawei Short Fest Costa Rica, una competencia de cortometrajes grabados 100% con celulares inteligentes (Huawei P30 Pro, específicamente). Saco es uno de los siete finalistas que estrenarán sus obras en una función privada en el Cine Magaly el próximo 19 de diciembre. El ganador lo elegirá un jurado compuesto por los cineastas Alexandra Latishev y Miguel Gómez; la directora del Centro de Cine, Ana Xóchitl Alarcón; el crítico de  cine, Mario Giacomelli y el comunicador cultural, Walter Campos. 

“Yo no sirvo para lo casual”, dice Saco, “no sé si mi cine es de ideas grandes, pero sí es de algo que te hace pensar”. Cuando habla, cuesta identificar de dónde viene. Es de ascendencia cubana pero pasó su juventud temprana entre Miami y Costa Rica, estudió cine en Massachusetts y trabajó en Londres, Nueva York y Berlín. Su acento, por ende, es una combinación que no pertenece a ninguna nación en específico. 

En 2015, cuando Saco regresó a San José, se topó con un país muy diferente al que recordaba en su juventud noventera. “Me di cuenta de que Costa Rica se convirtió en un país mucho más agresivo y mucho menos hospitalario de lo que era antes. (En el corto) yo quería externalizar esa agresión y para mí no hay mejor símbolo visual de la agresión que una pistola.” 

Fotograma del cortometraje ‘Hombre expuesto con arma en mano’.

Para el protagonista de Hombre expuesto con arma en mano, la pistola es una extensión de su cuerpo. El personaje la empuña ante todos en un constante estado de paranoia. Cuando se siente perseguido, corre lejos: atraviesa la ciudad, ríos, mares y montañas sin encontrar una salida. En esta metáfora visual construida por Saco, la agresión está incrustada al hombre sin importar adonde vaya. Sin embargo, el protagonista se ve vulnerable en todo momento. Como el título lo sugiere: es un hombre con arma en mano pero, ante todo, expuesto.

El corto cuenta apenas con tres líneas de diálogo: Saco prefirió construir la historia a través de imágenes. “Yo sentía que tenía suficiente material visual para contar el corto de una manera más alegórica”.

Fotograma del cortometraje ‘Hombre expuesto con arma en mano’.

Algunas de las imágenes más representativas del corto se sitúan dentro de la mente del personaje, las representa a través de recuerdos marcados por la agresión. Saco las captura en espacios vacíos, blancos, en los que la memoria adquiere tintes oníricos. 

Sobre la experiencia de grabar con un celular, Saco se sintió asombrado. “Yo nunca había hecho un corto completo así. Poder hacerlo con una cámara tan liviana fue genial, nos dio la oportunidad de ser menos percibidos. Además los celulares tienen una calidad bárbara. Fue fantástico.” 

Luis G. Cardoce [email protected]

Periodista y productor audiovisual especializado en temas de cultura y sociedad.

No Comments

Leave a Comment