fbpx
 

Guionista: El relator de historias

“Un guion quiere decir guía. Uno debe cuestionarse para donde va para poder perfilar la historia. Uno puede lanzarse a escribir una novela sin un guión pero no una película, sería algo oneroso ya que sería una pérdida de tiempo. Un guion es relevante porque si uno sabe adonde va, tampoco lo sabrá el espectador. Y tener la sensación de que una histora no va para ningún lado, es una de las críticas más duras que se le puede hacer una película. Si la película no tiene guion, se nota”. Esa es la relevancia que cobra un guion a la hora de narrar una historia, según explica Catalina Murillo, autora de Maybe Managua, la más reciente de sus obras literarias. En otras palabras, la solución de todos los problemas es el guión. Los mejores guiones resuelven películas, por lo menos así es como lo perfila Roberto Jaén, según las enseñanzas que le dejó su periodo de trabajo en Cuba.

Roberto Jaén es politólogo por la UCR y Cineasta por la Escuela Internacional de San Antonio de los Baños, Cuba. Roberto ha dirigido ficción, televisión, documental, publicidad y videoclip. Su último corto “Ciudadano” se ha presentado en 12 festivales internacionales de cine y fue premio del jurado en la sección “Made in Costa Rica” del Festival Shnit en 2015.

Pero iniciar un guion, sobre todo cinematográfico, no es tarea sencilla, ya que conlleva una investigación previa y tanto antes como durante la elaboración del mismo, varios retos van a surgir.  Catalina comenta que, entre la gran cantidad de aspectos a tomar en cuenta antes de iniciar con un guión para la gran pantalla, el que ella más destaca es que el guionista debe ser también un cineasta.

Antonio Yglesias estudió Dirección de Cine y T.V. en Roma, donde también llevó cursos de Dirección de Teatro y Dramaturgia. Colaboró con la fundación del Centro de Cine del Ministerio de Cultura. Fue socio fundador de Istmo Films, creadora de la Sala Garbo.

Es en este punto en particular, en donde Antonio Yglesias, aclamado director del documental Nicaragua Patria Libre o Morir, ahonda aún más con la siguiente explicación: “El tema más importante de toda película es la vida y la forma en la que cada uno de nosotros la observa y la siente. Imaginar un guión, una historia cinematográfica, significa trasladar una visión personal de la realidad a un conjunto de personajes que han de darle sentido a través de acciones y palabras con el fin de que, una vez realizado ese guión, los espectadores sean capaces de percibir una nueva faceta de la existencia humana. Un buen guionista debe aprender a manifestar su propia voz”.

Catalina Murillo es tutora de tesis de la Maestría en Guiones Audiovisuales de la Universidad Internacional de la Rioja. Tiene varios libros publicados. Su gran pasión es la docencia.

Antonio, Catalina y Roberto, aparte de ser tres grandes guionistas, ellos también forman parte de la comunidad deleFOCO en distintos proyectos. Por ejemplo, Catalina está a punto de iniciar un taller intensivo de guion, el cual arranca el martes 29 de enero y se prolongará hasta el martes 5 de marzo. Tendrá un horario de 6:00 p.m a 8:00 p.m. 

Por su parte, Antonio y Roberto formarán parte del nuevo proyecto que la comunidad audiovisual pondrá muy pronto a disposición del público. Guionistas deleFOCO es el nombre del proyecto que busca girar las miradas hacia esa comunidad tan importante del mundo cinematográfico, pero que tal y como lo explican los propios guionistas, muchas veces pasa desapercibida, sobre todo en la población costarricense.

Fabián Arias [email protected]

Coordinador de prensa. Estudiante de periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Experiencia cubriendo el acontecer audiovisual y deportivo.

No Comments

Leave a Comment