fbpx
 

Juan Carlos Romero: ‘Es importante dejar abiertas las opiniones’

Juan Carlos Romero es el director de Gumamel, cortometraje seleccionado en la competencia MADE IN COSTA RICA del Festival shnit San José 2019. Gumamel es una animación de corte experimental que busca retratar las diferentes formas y figuras que puede tomar la masculinidad frágil.

Juan Carlos tiene 28 años, estudió animación digital en Universidad Veritas y concluyó sus estudios en Vancouver Film School al especializarse en Animación Clásica Tradicional. Actualmente es cofundador del estudio de animación Estudio CuatroTres, trabaja como freelancer como JuancaAnim y es profesor de animación en la Universidad Creativa.

Tuvimos la oportunidad de conversar con él acerca de todo lo que abarca el hacer productos audiovisuales y su impacto en el Festival shnit.

Fotograma del cortometraje ‘Gumamel’.

¿Qué es lo que le llama más la atención de crear productos audiovisuales?

Para resumirlo en una palabra: entretenimiento. Realmente es la única razón por la cual nosotros vemos películas, videos, videos musicales, obras de teatro, es llamar la atención de un observador hacia un medio, ya sea, físico o digital. Y, ¿por qué entretenimiento? Porque pienso que es algo que está cultivado en nosotros desde milenios atrás, por ejemplo, en culturas antiguas ya se contaban cuentos.

¿Cuál es la temática que más le gusta tratar?

La temática que más me gusta tratar y en la que me siento más cómodo, es la de hablar de algo sin tapujos, de mantener una conversación con una persona, sin temor a ser juzgado, mantener una conversación amena, que saque todo lo que uno quiera decir. Como parte de la animación, es muy bonito poder expresar todo lo que uno siente mediante este medio, porque la idea principal es hacer algo que la cámara no puede, hacer cosas irreales, mágicas. Para mí eso es lo más especial.

¿Qué es lo que espera que la gente se lleve al ver Gumamel?

Que cada persona genere su propia opinión acerca del corto, es lo que yo busco. Dar un bloque de lo que está sucediendo, pero siendo lo más auténtico posible. Lo cuento de esta manera porque, para mí, es muy importante dejar abiertas las opiniones, más allá de si les gusta o no, si lo entendieron o no; que puedan crear una opinión personal a raíz de lo que yo traté de comunicar.

¿Qué fue lo que más disfrutó de este proyecto?

Lo más bonito para mí, es que fue un proceso muy breve: tres semanas de producción y una semana de edición de sonido y de video. También fue algo que había procesado todo el año y lo pude contar, así como si lo estuviera contando con alguien más, y en ese sentido creo que fue lo que me cautivó.

Fotograma del cortometraje ‘Gumamel’.

¿Qué significa la flor que sale en el cortometraje?

La flor es el elemento más importante en el cortometraje, es una Hibiscus rosa. Una compañera filipina me dijo que ella la conocía como Gumamela, y desde ahí se me quedó el nombre. Es de mis flores favoritas, hay un par en mí jardín y me encanta tanto que una vez la probé y descubrí que tiene un sabor dulce. Cuando estaba creando el corto, estaba relacionando la flor con la imagen y comunicación de una mujer, porque yo asocio demasiado a esa flor con mi novia: en el color, en la parte física. Su color es similar al de sus labios. Cuando estaba pensando en qué elemento me podría servir como un enlace, no directo, pero significativo, entre la narrativa y el resto, llegó la flor a unirlo todo.

¿Qué significa el Festival shnit? 

Es sumamente emocionante, porque yo considero que el shnit tiene mucha relevancia aquí, ya tiene varios años presentándose y algunos de los cortos que me han inspirado a mí en mi trabajo, los he visto aquí, en el shnit. Por ejemplo, el corto The Pride of Strathmoor (2014) de Einar Baldvin, que es una producción experimental. Es lo que yo traté de implementar en Gumamel. El tratar de cambiar el pensamiento acerca de algún hecho de interés común es la meta que tengo.

Fotograma del cortometraje ‘Gumamel’.

¿Cuál es la importancia del festival?

Impulsa a que cada vez haya más directores, más costarricenses exponiendo su trabajo, más festivales y eso para mí es lo más importante, que dejemos de lado esa cultura de “fut y guaro” y le demos oportunidad a experimentar otras cosas, como el producto audiovisual que se produce aquí mismo. Tenemos un gran problema de identidad. En vez de ver lo que se hace en casas productoras en Hollywood, veamos lo que se produce aquí en nuestro país y empezar a crecer esta cultura, démosle chance a otras cosas.

Aparte, esta analogía me parece muy interesante, preguntarse: ¿qué tiene de especial un concierto? El sonido no se escucha tan bien como cuando uno lo escucha con unos buenos audífonos, el mix es el mismo del CD, lo bueno es que uno está viendo en vivo a esa persona que hizo ese trabajo, y uno está compartiendo toda esa histeria colectiva con todo el mundo y, para mí, eso es el shnit, una historia colectiva, compactada en un solo lugar que permite digerirlo y hacer que cambiemos como personas.

¿Qué viene para Juan Carlos Romero?

Actualmente estoy trabajando en un cortometraje de un video musical, con la empresa que cree con unos amigos de Canadá y, a mediados de octubre, presentaremos un video musical, producido por el panameño, Carlos Méndez.

Gumamel‘ se proyectará el próximo viernes 25 de octubre en la función MADE IN COSTA RICA 2, en el Cine Magaly. Podés adquirir tu entrada en boleteria.delefoco.com

Elias Jiménez [email protected]

No Comments

Leave a Comment