fbpx
 

La Bohemia más viva que nunca

Caía la noche cuando Natalia Solorzano llegó a nuestras oficinas, llevaba una blusa floreada, labios rojos, y una actitud tan positiva que inundó el lugar.

En un rápido saludo y sin dilatarse, expresó lo mucho que le gusta el Festival shnit. Lo ve como una ventana que tiene la industria nacional para mostrar los proyectos más innovadores año a año.

Y es que Natalia ya conoce lo que es formar parte del Festival: en el 2017 fue seleccionada para la competencia MADE IN COSTA RICA con su cortometraje Aquí en la Fábrica. Este 2019 participa con su documental La Bohemia, filme que cuenta ya con el respaldo del Premio del Público del Costa Rica Festival Internacional de Cine 2019 (CRFIC).

Fotograma del cortometraje ‘La Bohemia’.

La Bohemia es uno de los bares más famosos del país: muchos lo han visitado, visto o al menos escuchado nombrar. Es un lugar a la antigua donde se reúnen los amigos, los señores y señoras, y ahora, los jóvenes que quieren tomarse algo sin un bullicio ensordecedor y comer buenas boquitas. Un entorno completamente intergeneracional.

“Recibí buenos comentarios, no sé, como que ese rideentre nostalgia y nuevas generaciones apropiándose de los espacios de San José. Creo que la gente ahí lograba conectar un poquito” afirma la directora.

El documental se enfoca en la cotidianeidad del bar y su dueño, don Giorgio Motta, hijo del fundador, quien solo iba a administrar el bar “temporalmente”, pero de eso hace 30 años. Hoy sigue detrás de la icónica barra de La Bohemia.

Fotograma del cortometraje ‘La Bohemia’.

¿Cómo recibió Giorgio todo el proceso del cortometraje?

Don Giorgio es como medio tímido al inicio, pero realmente es súper inteligente, muy amable y abierto, eso hizo que rápidamente nos sintiéramos cómodos. La dinámica de la cámara se dejó ir y eso es lo que creo que le dio una autenticidad al corto.

¿Y cómo recibió la noticia que el cortometraje ganara en el CRFIC 2019?

Él fue a ver el corto, estaba súper orgulloso de lo del premio, como muy contento y muy agradecido, aunque más agradecidos estábamos nosotros que lo hayamos elegido para contar las historias de estos bares que están desapareciendo, de esta figura del cantinero que ya casi no existe.

El filme es parte de una serie documental llamada San José de Noche, ¿buscaste otros lugares que quisieras retratar?

Pasé por algunos lugares, fue bastante intuitivo, era como hacer un capítulo de San José de nochede bares que se están extinguiendo. Yo tenía la libertad completa de escoger varios lugares pero leí un poco de bares viejos y sentía que La Bohemia tenía onda. La primera vez que fui a La Bohemia sí me di cuenta que era la elección, que solo quería hacerlo de ellos.

Fotograma del cortometraje ‘La Bohemia’.

¿Te costó mucho dirigir o explicar a las personas que estaban en el bar?

No, realmente todo fue muy orgánico. De repente, las personas nos veían extrañados, no quisimos andar con mucha cosa porque de por sí el lugar es chiquito. Éramos poquita gente la del crew. Sabés, era como que la gente nos veía pero existe esa confianza de “di, si Giorgio los dejó y para él está bien, para nosotros está bien”.

¿En qué está Natalia ahora?

Ya estoy terminando mi largometraje y eso me tiene muy emocionada. Ha sido un largo camino, pero ya está… yo quiero que salga este año la película, pero después doy más detalles.

La directora afirma que la creación de su largometraje no ha sido fácil, ha tenido que buscar fondos por varios lados, colaboraciones de sus amigos. Natalia dejó muy claro que es necesaria la Ley de Cine, que indudablemente se debe buscar la ayuda del gobierno porque muchas veces todo sale del bolsillo de los directores.

El documental ‘La Bohemia’, se proyectará el 25 de octubre en el Cine Magaly. Pueden adquirir las entradas en boleteria.delefoco.com 

Krissya Méndez [email protected]

No Comments

Leave a Comment