fbpx
 

‘La lección de mi madre’, por Eduardo Duarte

Eduardo Duarte fue uno de los siete ganadores del concurso realizado por la marca Huawei para grabar un cortometraje con un teléfono inteligente y presentarlo el próximo 19 de diciembre en la primera edición del Huawei Short Fest Costa Rica, a realizarse en el Cine Magaly en una función privada. 

El guión de su corto, La lección de mi madre, fue seleccionado, entre muchas propuestas originales, para ser dotado con dos celulares Huawei y talleres de producción y fotografía para su realización.

Eduardo conversó con la Revista deleFoco acerca de esta innovadora experiencia.

Perfil. Eduardo es egresado de la carrera de Ingeniería Informática en la Universidad Politécnica y, como el mismo lo describe, su conocimiento sobre la producción audiovisual es empírico. Sin embargo, la falta de academia no fue impedimento para inscribir su guion en el concurso.

Fotografía cortesía de Eduardo Duarte.

“Desde mi adolescencia canalizaba todas mis emociones en la escritura, sin saber mucho de estructuras o tecnicismos. Luego, mi primer trabajo formal fue como portero en una sala de cine y ahí tuve la oportunidad de conocer personas sumamente apasionadas por este arte que me contagiaron esa afición y pude descubrir el cine como una herramienta y un espacio para compartir todas aquellas cosas que había escrito y que consideraba válidas para ser compartidas”, recordó.

Asimismo, Eduardo contó que lleva cerca de ocho años escribiendo guiones, y ha formado parte de la producción de otros dos cortometrajes y un videoclip.

El corto. La obra de Eduardo, La lección de mi madre, es una de los finalistas del Huawei Short Fest Costa Rica 2019El filme narra la historia de un niño que se está alistando para su primer día de clases, mientras su mamá le da consejos ante sus inseguridades y nerviosismo por ir a la escuela. De manera paralela y a través de saltos temporales, narra uno de los días más duros de su protagonista. 

“El corto narra dos historias simultáneas, una de ellas representa el momento previo que me motivó a escribir el corto”, afirmó.

El reparto lo componen Andrea Echeverría, Javier Azofeifa y Brad Soto. En el caso de Andrea, es actriz profesional, con una trayectoria en varias obras de teatro y en producciones audiovisuales, mientras que los otros dos integrantes no son actores profesionales:  Javier es un amigo de Eduardo y Brad, quién interpreta al niño, es su sobrino.

“Por el perfil de Andrea, se le hizo muy fácil resolver su personaje y ayudó en gran medida como guía de Brad. En el caso de Javier, a pesar que su experiencia en este rol es mínima, su semblante, que fue el aspecto determinante para invitarlo a participar, facilitó mucho conseguir lo que buscaba.  Brad tiene ocho años y tiene los rasgos físicos que necesitaba para vincular su personaje con el personaje de Andrea.” 

Fotograma del cortometraje ‘La lección de mi madre’.

Antes de iniciar la producción del corto citó a cada uno de los actores para pedirles su participación, les platicó la razón por la que se motivó a escribir la historia y eso les ayudó a comprender el propósito de cada personaje.

El rodaje de La lección de mi madre duró 4 días, y las locaciones utilizadas para el filme fueron la Escuela Bernardo Soto en Alajuela, Funeraria del Magisterio en Paseo Colón, una casa en San Joaquín y otra en San Pedro de Montes de Oca.

La experiencia. Los creadores de los siete guiones seleccionados por Huawei para convertirlos en un cortometraje recibieron un Huawei P30 Pro, un Huawei P30 lite y un Huawei Selfie Stick Trípode como herramientas de trabajo para que puedieran realizar la producción. También, para afinar detalles del proyecto y asegurar la calidad, recibieron talleres con Miguel Gómez, director de cine, sobre la mejor forma de producir material para cine utilizando teléfonos de la serie P30, un taller de guion con Roberto Haen en la comunidad deleFOCO y un taller de fotografía con Garret Britton.

“Ha sido la experiencia más enriquecedora que he tenido como director. En los talleres que brindaron los organizadores de este evento, tuve la oportunidad de aprender mucho tanto de los instructores como de los otros participantes en temas de pre-producción y metodologías de trabajo. Asimismo, la red de trabajo que logré contactar en este proyecto ha sido muy seria y profesional”, detalló Eduardo.

Para el director, fue todo un reto grabar con smartphones y le permitió adquirir una postura más abierta a la hora de buscar soluciones ingeniosas. “Fue bastante fluido, hubo algunas dificultades técnicas, pero nada que no se pudiera resolver en su momento. Todas las personas que colaboraron siempre tuvieron una energía muy positiva y eso es de muchísima importancia, además de ayudar a realizar el trabajo, al final se disfruta más el momento”, aseguró.

Fotograma del cortometraje ‘La lección de mi madre’.

Para finalizar, Eduardo dejó una pequeña reseña de lo que puede esperar el público y la expectativa que tiene sobre su filme.

“Espero que el corto logre mover a las personas que han tenido esa experiencia, que han vivido el sentimiento que se trata de retratar en el corto, y que encuentren una empatía en los personajes, y a los que no han vivido esa experiencia, mostrarles, al menos desde mi perspectiva, a qué se asemeja el estado anímico en ese momento”, concluyó.

La lección de mi madre, el cortometraje de Eduardo, será exhibido este jueves 19 de diciembre como finalista del Huawei Short Fest Costa Rica 2019, en el Cine Magaly, ante un jurado compuesto por Ana Xóchitl Alarcón, directora del Centro de Cine, Miguel Gómez, cineasta costarricense, Mario Giacomelli, crítico de cine, Josué Fischel, director de la Comunidad Audiovisual deleFOCO y Walter Campos, reoconido periodista cultural. 

Fabián Madrigal [email protected]

No Comments

Leave a Comment