fbpx
a
Lorem ipsum dolor sit amet, consecte adipi. Suspendisse ultrices hendrerit a vitae vel a sodales. Ac lectus vel risus suscipit sit amet hendrerit a venenatis.
12, Some Streeet, 12550 New York, USA
(+44) 871.075.0336
[email protected]
Links
Follow Us
 

Milena Salazar y las estelas de la memoria

Las nevadas de Vancouver todavía no han borrado el acento costarricense de Milena Salazar. Pese a desempeñar la mayoría de su carrera en Canadá, no se le salen anglicismos y sus erres conservan un ligero arrastre.

Estelas —su cortometraje seleccionado en la competencia MADE IN COSTA RICA— también entrevé  esos costarriqueñismos, principalmente en forma del paisaje josefino: un cielo montañoso —esa gran barrera que encierra el Valle Central— interrumpido cada tantas horas por los rastros de un avión pasajero. Bajo ese cielo, entre esas montañas, la pareja octogenaria de Nora y José María es capturada bajo el lente de Milena —su nieta— en un retrato íntimo de la memoria, sutil, enmarcado por el diagnóstico de alzhéimer en Nora.

Fotograma del cortometraje ‘Estelas’.

Aunque relativamente nueva en la escena cinematográfica nacional, Milena ya pisa fuerte: El documental Estelas ganó como mejor cortometraje nacional en el Costa Rica Festival Internacional de Cine.

Milena llegó al cine por la tangente. En la universidad estudió relaciones internacionales, pero a través de los cursos selectivos se inclinó hacia una labor más audiovisual. Su interés —su mirada, como le gusta decir— se centró en los documentales con un lente social, pero “un poco más subjetivos, más poéticos”.

¿Qué es lo que te atrae del género documental? 

—El documental lo que hace es prestar una mirada, una manera de ver. Nos muestra un mundo, pero también nos hace entender un poco mejor cómo nos movemos nosotros sobre ese mundo, nos hace reflexionar sobre nuestra propia mirada.

¿Cómo asumís esa responsabilidad que tiene el documentalista con “la realidad”? 

—Es un compromiso muy grande. Hay un contrato entre el director y la persona que está al frente de la cámara. Fuera de eso, yo no tengo un interés en buscar una verdad en sí, sino un interés en pensar en esa mirada única que uno puede tener sobre una situación, sobre una realidad.

Fotograma del cortometraje ‘Estelas’.

Fue observando a sus abuelos que nació Estelas. Mientras ayudaba a su abuelo a digitalizar sus archivos de fotos y videos familiares, afloraron las dudas: “¿Por qué queremos fotografiar ciertas cosas? Me interesaba qué era lo que mi abuelo había escogido capturar y recordar. Es una inquietud que al ver a mi abuela perder la memoria tomó un poco más de fuerza”.

Estelas respira con calma. Es un documental intimista, contemplativo. Se centra en los pequeños momentos del día, en lo rutinario: la hora de lectura, el chocolate caliente, la novela de la tarde, los aviones que sobrevuelan la casa, sus estelas.

“Decidí observar esas escenas de la vida cotidiana, hacer tomas fijas, largas, tratar de anclar a las personas que ven la película en ese espacio, en ese tiempo que transcurre de una manera diferente; es un tiempo un poco suspendido.”

La cámara de Milena ve con ternura la rutina de sus abuelos, se acurruca en este bucle temporal mientras el final del día presiona el botón de reinicio. “Mi abuela en este momento no tiene una noción del pasado ni del futuro. Al pasar mucho tiempo con ellos me di cuenta que el único momento que pueden compartir es el presente”.

Entre ese presente continuo, Milena intercala su mirada con grabaciones que su abuelo conservó durante décadas: reuniones familiares, una primera comunión, el último día de Navidad. Abre un baúl de recuerdos en forma de cintas 4:3. “Quería establecer un diálogo entre la cámara de él y la mía, la mirada de él y la mía; ver cómo él fotografió a nuestra familia toda la vida y ahora yo lo estoy fotografiando a él.”

Fotograma del cortometraje ‘Estelas’.

¿Sentiste presión por ser tus abuelos? 

—Sí, claro, es algo que preocupaba. Uno lo piensa muchísimo. Siempre quise que todos (en la familia) estuvieran de acuerdo.

¿Qué le pareció a tu familia? 

—Les encantó.

Bajo su filmografía, Milena tiene dos documentales canadienses: Do I Have Boobs Now?(2017) y Mars Barb(2015), ambos con recorridos en festivales internacionales y ambos con historias “noticiosas”. El primero cuenta la campaña en redes de una activista trans sobre la hipocresía en la censura de los cuerpos femeninos, y el segundo es un retrato de Bárbara, una de 700 preseleccionados para la misión Mars One, el primer asentamiento permanente en Marte.

Es con Estelasque Milena regresa a Costa Rica para filmar por primera vez, esta vez con un tono más silencioso, personal, sin un tema que acapare titulares: la memoria de sus abuelos.  “Yo creo que siempre me ha interesado más ese tipo de cine. Incluso antes de hacer los otros documentales, yo tenía esa inquietud de hacer esta película sobre mis abuelos. En cierto sentido, siempre fue mi primera película pero simplemente duré como cuatro años haciéndola.”

—¿Cómo fue ese cambio de enfoque? 

—Sí es un cambio de switch, en cierta manera, pero también siento que el proceso creativo es muy similar porque hay que establecer una relación con esa persona, establecer cuál es mi punto de vista.

El cambio también vino en el tamaño de la producción. Durante el rodaje, Milena estuvo a cargo de todo: sonido, iluminación, dirección y, además, de ser nieta.

—Imagino que el equipo pequeño hizo que tus abuelos se desenvolvieran mejor. 

—Pienso que era la única manera en la que pude haber hecho la película. No era algo que se podía agendar, era simplemente tener que estar ahí con muchísima flexibilidad de horario y muchísima paciencia.

—¿Cómo evolucionó la relación con tus abuelos?

—Usando el material que filmó mi abuelo, pues me sentí muy cercano a él. Tuve la oportunidad de ver el mundo desde su perspectiva. El proceso de filmación me permitió pasar muchísimo tiempo con ellos. Yo era muy cercana y los visitaba mucho, pero era diferente estar en un almuerzo o una cena e irse a estar en los momentos donde no hay visitas y ellos simplemente están viviendo su día a día. Me permitió ver esa realidad de su vejez de una manera muy íntima y eso lo aprecio muchísimo.

—Imagino que para tu abuelo fue un viaje muy nostálgico. 

—Sí, claro. Le encanta hablar de los recuerdos, del pasado, sacar álbumes de fotos. La película le encantó. Señalaba la pantalla y le decía a mi abuelita: mirá, mami, somos nosotros.

‘Estelas’ se proyectará el próximo viernes 18 de octubre en la función MADE IN COSTA RICA 1 a las 9:00 p.m. en el Cine Magaly. Podés adquirir tu entrada en boleteria.delefoco.com.

 

Luis G. Cardoce [email protected]om

Periodista y productor audiovisual especializado en temas de cultura y sociedad.

No Comments

Leave a Comment