fbpx
a
Lorem ipsum dolor sit amet, consecte adipi. Suspendisse ultrices hendrerit a vitae vel a sodales. Ac lectus vel risus suscipit sit amet hendrerit a venenatis.
12, Some Streeet, 12550 New York, USA
(+44) 871.075.0336
[email protected]
Links
Follow Us
 

Pasos para crear tu propio cortometraje

Aprovechando que el lunes se lanzó la convocatoria a nivel mundial para la decimoséptima edición del shnit Worldwide Shortfilmfestival, novena en Costa Rica, la cual incluye la sección MADE IN COSTA RICA, en la Comunidad Audiovisual deleFOCO hemos decidido dedicar la sección de Tendencias de semana, a brindar una breve guía para todos aquellos aficionados o directores primerizos que desean crear su propio cortometraje.

Para ello, vamos a abarcar las tres etapas de realización de todo proyecto, las cuales son pre-producción, Producción y post-producción. Así que, ¡comenzamos!

Pre-producción

Esta será siempre la etapa más importante del proyecto, ya que aquí es cuando logramos definir en qué consistirá la historia que vamos a desarrollar, generamos una lista de necesidades para el proyecto (materiales, locaciones, equipo de trabajo, e.t.c), ideamos un plan y trazamos una línea de trabajo y tiempos que seguir. También aquí se busca y consigue el financiamiento necesaria para iniciar con el proyecto, así que vamos a repasar rápidamente, paso a paso, en qué consiste esta etapa.

  • Mirar Cortometrajes: Parecerá simple o hasta ridículo mencionarlo, pero siempre es necesario tomar referencias (ya sea de cómo hacer o no algo) de antiguos proyectos que sirvan como reto o inspiración a la hora de crear tu propio trabajo.
  • Una idea: También, algo básico, así que lo resumiremos diciendo que debe ser una idea simple de comprender (con introducción, desarrollo y conclusión), que no exceda los 30 minutos, preferiblemente (para tener mayor posibilidad de ser tomado en cuenta en festivales) y que se adapte a un presupuesto razonable. Diseñar un guion o storyboard será esencial para dar a entender tu idea, tanto para buscar financiamiento como para que los actores puedan interpretarla a la perfección.
  • Presupuesto: Debes elaborar una lista con todos los materiales que vas a necesitar, equipo de trabajo (mínimo se necesita un director, un camarógrafo, un editor y un técnico de sonido). Una gran parte del presupuesto deberás destinarlo a la calidad del sonido, ya que no importa que tan buena sea una idea o un corte de video, si el sonido es de mala calidad, todo el trabajo se irá a la basura. Un consejo aquí, sería intentar conseguir la mayor cantidad de equipo (material y humano) de manera gratuita, a través de alianzas u ofreciendo una posición en la película.
  • Recaudación de fondos: Ya con el presupuesto definido, puedes iniciar una recaudación de fondos a través de becas, festivales o campañas por internet. Existen páginas web diseñadas para ofrecer financiamiento a obras independientes como Indiegogo, Kickstarter, CineCoup o la reconocida página, GoFundMe.
  • Horario: Es importante desarrollar una línea de trabajo concreta, con tiempos a respetar, para poder seguir el trabajo con un orden premeditado. Aquí puedes incluir un par de ensayos antes de iniciar con el rodaje del corto, definir horas de filmación (preferiblemente iniciar en las mañanas ya que normalmente se graban 10 horas al día y al inicio de nuestras carreras nuestras cámaras no funcionarán tan bien de noche). También se pueden incluir reuniones, coberturas de clima (saber qué filmar si el clima es malo) y búsqueda de locaciones.

Producción

Con un gran proceso de pre-producción por detrás, el filmaje del proyecto debería ser relativamente más sencillo. Sí, existirán contratiempos, como con todo en la vida, y probablemente algunas cosas no salgan 100% como las planeaste, pero si cada paso de la pre-producción fue correcto, no sucederá nada que pueda alterar de manera irreparable tu obra. Así que repasemos algunos consejos a tomar en cuenta durante este proceso.

  • Comunicación asertiva: En un primer cortometraje, siempre llegará el momento en que se sentirá que algo se sale de control, lo importante será poder mantener la calma y saber comunicarse con respeto y amabilidad con nuestro equipo de trabajo, incluyendo actores, ya que un momento de ira o altanería puede predisponer a los miembros de la obra y traerse abajo el proyecto a causa de una complicada convivencia.
  • No usar el zoom: A lo mejor una cámara profesional puede hacer que el zoom se integre perfectamente en la toma, pero en la gran mayoría de los casos, el zoom lo único que conseguirá, será fastidiar la toma, Así que, por favor, por lo que más quieras, antes hacer eso, mejor utiliza otro estilo estilo de movimiento como un traveling o la simple y común cámara en mano. También puedes hacer el enfoque necesario, en el proceso de edición.
  • Atención a los detalles: Verifica constantemente que la iluminación sea la correcta y que se vea igual de bien a través de la cámara, lo mismo con el sonido, hay que validar constantemente la calidad del mismo. Tomar en cuenta los detalles de continuidad entre escenas o bien dentro de la misma escena durante la toma de distintos planos y verificar que cada marca en la plaqueta sea la correcta para no tener contratiempos ni dolores de cabeza durante el proceso de post-producción. No dejes que se escapen detalles como tal vez un reloj que antes no estaba y ahora sí, comenzar o finalizar una acción con distinto pie o mano que la primera toma, e.t.c.
  • Improvisación: Como mencionamos al principio, llegarán los momentos en que las cosas saldrán un poco distinto a lo planeado, ya sea por temas de locación, clima, tiempo, algún reacomodo de las líneas o acciones, e.t.c. Por ello la pre-producción resulta tan importan, porque gracias ella, esos pequeños cambios o contratiempos, pueden utilizarse a nuestro favor si empleamos la lógica para saberlos acoplar al plan general.
  • Relajarse: Después de finalizado el rodaje, se vale tomarse un tiempo prudente para relajar la mente y descontaminarse del proceso. Pasar un tiempo con la familia, hacer un pequeño paseo…. Todo con el fin de llegar lo más fresco al proceso de post-producción.

Post-producción

Esta puede ser considerada como la parte más complicada y pesada del proceso. Aquí toca desmontar todo realizado y volver a reescribir toda la historia desde un principio. También en la post-producción, se deberá continuar buscando métodos de financiamiento, similares a los vistos en la etapa de pre-producción, ya que nos ayudará a finalizar con el proyecto y su posterior distribución.

  • Edición: Abaca prácticamente todo el proceso de post-producción. Se puede contar con un montador que realice este proceso, pero lo ideal sería que lo pudieras hacer tú mismo. Adobe Premiere y Final Cut Pro son sin lugar a dudas, los mejores editores que se pueden comprar, pero si no hubiese presupuesto para ello, DaVinci Resolve es una gran alternativa gratuita, junto a las otras que habíamos repasado en un post anterior.
  • No alargar el corto más de lo necesario: Recordemos que ya tenemos una duración del cortometraje establecida desde la pre-producción. Existen ocasiones en las que el director construye escenas que no tenía ideadas en un principio y desea agregarlas en el corte final, y no está mal hacerlo, pero para ello debe preguntarse: “¿Es realmente necesaria?” “¿Le aporta en algo a la narrativa de la película y se vería afectada sin ella?” “¿Al público le va a fascinar?”. Si alguna de estas respuestas es “No”, entonces no es necesario salirse del plan general y alargar el film, ya que puede terminar aburriendo al público.
  • Seguir buscando financiamiento: Junta dinero para la post-producción intentando participar por becas o bien hasta realizando fiestas, cenas u otros eventos en donde puedas cobrar por la entrada, mostrar fragmentos de la película continuará levantando interés. Todo esto te servirá para finalizar el proceso de post-producción, en caso de que la película necesite subtítulos, doblaje o cualquier efecto que le quieras añadir y necesites pagar por ellos, además de ayudarte en la última parte del proceso…
  • Distribución: Si te interesa que tu película sea exhibida en un festival, prepárate para hacer discos en formato DVD y pagarle a una distribuidora para que haga ese trabajo. Hacerlo tú mismo puede ser más económico, es verdad, pero también puede ser que tengas menos posibilidades, ya que al parecer muchos festivales priorizan que una obra venga a través de una distribuidora.

Una vez hecho todo esto, ya tendrás tu primer cortometraje listo. De verdad esperamos que esta guía sea de mucho ayuda para todos aquellos que desean dar sus primeros pasos en el mundo cinematográfico. Recuerden también que el shnit Worldwide Shortfilmfestival posee su convocatoria abierta hasta el 1° de junio y podrían aprovechar para enviar sus cortos e intentar participar en un evento que se disfruta en simultáneo en los cinco continente a través de ocho ciudades del mundo, siendo San José una de las sedes. ¡Muchos éxitos!

Fabián Arias [email protected]

Coordinador de prensa. Estudiante de periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Experiencia cubriendo el acontecer audiovisual y deportivo.

No Comments

Leave a Comment