fbpx
a
Lorem ipsum dolor sit amet, consecte adipi. Suspendisse ultrices hendrerit a vitae vel a sodales. Ac lectus vel risus suscipit sit amet hendrerit a venenatis.
12, Some Streeet, 12550 New York, USA
(+44) 871.075.0336
[email protected]
Links
Follow Us
 

Proyecto de Ley de Cine se mueve lento y en silencio

Actualmente en Costa Rica se discute el expediente número 20.661, el cual es el proyecto de Ley de Cinematografía y Audiovisual. Esta sería la primera Ley de este tipo en Costa Rica, ya que en la actualidad con lo único que se cuenta es con una vieja ley que sirvió de base para consolidar el Centro Costarricense de Producción Cinematográfica, pero que todavía, hasta hace un par de años, no existía ningún proyecto de inversión de apoyo para los cineastas ni productores audiovisuales del país, hasta que fue creado el fondo El Fauno por medio de un decreto ejecutivo.

Durante las últimas dos décadas se ha intentado en vano, generar una discusión en la Asamblea Legislativa con el fin de crear una nueva Ley que apoye la inversión cinematográfica en el país, mediante recaudación de fondos para la creación de nuevos proyectos de ayuda o bajo la creación de exoneraciones para hacer de Costa Rica un destino favorable para la creación de contenido cinematográfico. 

El actual proyecto en discusión se presentó recién en noviembre del 2017 durante los últimos meses de la administración Solís Rivera, la cual, de manera sorpresiva, a través del Ministerio de Cultura, presentó un primer borrador de la Ley al Poder Legislativo, el cual fue apoyado en un principio por 21 de los 57 diputados que conformaban la Asamblea Legislativa en ese momento.

Dicha ley nace a raíz de la necesidad de realizadores y productores del país para tener recursos económicos para poder producir, además de todo aquello que ayude a promocionar y llevar a otro nivel el cine local. No es un tema nuevo. De hecho, desde finales de los 90´s ya se hablaba de la Ley de cine, consecuentemente, con la llegada de la Muestra de Cine Costarricense, a inicios del 2000, el tema empezó a tomar mucha más relevancia. Sin embargo, se ha pasado de administración en administración sin que se haya podido siquiera, iniciar una discusión en la Asamblea Legislativa, hasta ahora.

En este proyecto se encuentran involucrados el Ministerio de Cultura y Juventud (MCJ), al cual pertenece el Centro de Cine, además del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micit), la Promotora de Comercio Exterior de Costa Rica (Procomer), el Film Commission y otros grupos relacionados como el gremio de empresarios y distribuidores de cine en Costa Rica; productores independientes, academias, entre otros.

Es por este motivo, que deleFOCO se ha dado a la tarea de iniciar una serie de reportajes que pueda ayudar a la comunidad audiovisual a encontrar mayor contexto del avance de este proyecto de Ley, así como el contenido que se encuentra en el texto en manos de la Asamblea Legislativa.

El Centro de Cine pasaría a ser historia con la nueva Ley. Su lugar lo ocuparía el Centro Costarricense de Cine y Audiovisual (CRCA).

Para esta primera entrega, se logró contactar con Cristian Bonilla, decano del Campus Creativo de la Universidad Latina, y quien en su función como productor audiovisual, ha estado presente en diversas reuniones del Film Commission en las cuales se ha discutido el tema. Don Cristian explica que, después de la inscripción de un texto sustitutivo durante el último periodo legislativo de la administración Rivera Solís, el proyecto no ha seguido con la fuerza esperada para poder convertirse pronto en Ley de la República.

En este primer reportaje, introductorio en su naturaleza, se desea repasar brevemente algunos conceptos que se encuentran plasmados en el actual expediente Nº 20.661, en manos de la Comisión Permanente Especial de Ciencia, Tecnología y Educación de la Asamblea Legislativa.

Dicho expediente posee, en el Capítulo I, artículo 2, la declaración de interés público de toda actividad cinematográfica y audiovisual en el país. Consiguientemente, en el Capítulo II, art 3, habla sobre la creación del Centro Costarricense de Cine y Audiovisual (CRCA) y en el artículo 5, habla acerca de sus funciones, entre las cuales se desprenden:

  • Promover la creación, distribución y exhibición de obras cinematográficas y audiovisuales costarricenses, en el país y el mundo.
  • Apoyar el fortalecimiento de empresas creativas audiovisuales.
  • Administrar por sí el Fondo de Fomento y cualquier fondo de naturaleza afín que se llegue a poner a su disposición.

Así mismo, en el Capítulo III, art. 18, se dispone la creación de la Cinemateca Nacional, como programa presupuestario del MCJ para la alfabetización cinematográfica y audiovisual. Y por último, en el Capítulo IV, art. 20, se establece que los fondos para cumplir con los objetivos previsto para el Fondo de Fomento Cinematográfico y Audiovisual “El Fauno”, contarán con los siguientes recursos, entre algunos otros:

  • El monto que le corresponde al CRCA por concepto del Impuesto a los Espectáculos Públicos, según la Ley Nº 841, del 15 de enero de 1947 (reformado por Ley Nº 228, del 13 de octubre de 1948) y Ley Nº 5780, del 11 de agosto de 1975.
  • Los recursos que se le asignen en el presupuesto nacional.

Acerca del financiamiento de todos los ítems mencionados anteriormente, don Cristian explica que es allí en donde nace uno de los obstáculos que ha enfrentado el proyecto. Ya que entre las propuestas para brindar dicho financiamiento, se desprende una para aumentar un impuesto del 3% al 6% en la proyección de películas en las sala de cines de todo el país, lo cual ha dividido opiniones entre los administradores de dichas salas y varios productores cinematográficos.

Es que además, con la implementación de esta Ley, se estaría, probablemente, aplicando un aumento del precio de las entradas de cine en todo el país, con el fin de pasar un porcentaje de ese precio al CRCA, esto en adición a los fondos que el CRCA percibiría de los presupuestos ordinarios y extraordinarios de la República, además de donaciones que estaría autorizadas a recibir por parte de municipalidades y demás entes públicos, las cuales quedarían exentas de todo tributo.

Posteriormente, los Capítulos V y VI contemplan sanciones y disposiciones finales, entre las que destaca el art 29, que habla de la siguiente reforma al art. 1 de la Ley Nº 5780, acerca de la distribución del Impuesto sobre espectáculos públicos:

(…) se distribuirá de la siguiente forma: un 40% al Teatro Nacional para atender las obras de restauración, remodelación y mantenimiento de su edificación patrimonial; un 20% al Centro Costarricense de Cine y Audiovisual, para el Fondo de Fomento Cinematográfico y Audiovisual; un 22% a la Compañía Nacional de Teatro para sus programas de extensión, difusión y promoción; un 9% para el Museo de Arte Costarricense; y un 9% para el Instituto Nacional de la Música; todos órganos desconcentrados o programas del MCJ, que desarrollaran actividades de extensión cultural.

Finalmente, el Capítulo VII dispone de un transitorio único en donde dispone que todos los bienes, obligaciones y personal del Centro Costarricense de Producción Cinematográfica serán trasladados al nuevo Centro Costarricense de Cine y Audiovisual.

El proyecto de Ley se encuentra en discusión en la Asamblea Legislativa desde noviembre del 2017.

En forma resumida, de esto se compone el actual proyecto de Ley, el cual no ha logrado comenzar una discusión en la actual Asamblea Legislativa. Para las próximas entregas, se estará contando con la opinión de señores diputados y señoras diputadas de la República, quienes nos ayudarán a comprender de mejor manera, el difícil recorrido que le espera comprender a este texto para poder convertirse en Ley de la República.

A su vez, también se estará conversando con protagonistas de los distintos frentes interesados en la promulgación de esta Ley. Directores de cine, productores de cine, así como autoridades de distintas cámaras, serán el foco de interés de esta serie de reportajes, que buscan ayudar a la comunidad audiovisual a entender el trasfondo y proceso que acompañan a este proyecto legislativo.

Para finalizar esta primera entrega, don Cristian Bonilla menciona lo difícil que es realizar una campaña de comunicación para fortalecer el empuje de este proyecto, ya que actualmente se encuentran sin los recursos económicos para llevar a cabo dicha difusión, puesto que la mayoría de personas que están buscando impulsar este proyecto de Ley, son productores independientes que cuentan con los recursos limitados para sobrevivir.

Fabián Arias [email protected]

Estudiante periodismo Universidad Internacional de las Américas. Experiencia y amplio conocimiento en el área audiovisual y deportiva.

No Comments

Leave a Comment