fbpx
a
Lorem ipsum dolor sit amet, consecte adipi. Suspendisse ultrices hendrerit a vitae vel a sodales. Ac lectus vel risus suscipit sit amet hendrerit a venenatis.
12, Some Streeet, 12550 New York, USA
(+44) 871.075.0336
[email protected]
Links
Follow Us
 

Top 10: Mejores películas animadas que no son de Disney

Nada le gana al paso del tiempo. Los amigos van y vienen, las relaciones acaban, la familia se hace más chica… Nada puede contra él, excepto los recuerdos.

¿Quién no recuerda esas tardes infantiles con todos nuestros primos y hermanos, tirados en la sala frente al televisor viendo nuestras películas favoritas? ¿Esas tandas de 6 ó 7 de la tarde en televisión con nuestra película animada favorita, al lado de nuestros padres? ¿Esos fines de semana con los abuelos, en donde nos entretenían con una vieja y confiable película?

Esos son recuerdos que nunca se irán y aunque en su momento quizá no lo sabíamos, esas películas que tanto amábamos y nos acompañaron a crecer, no pertenecían a la empresa del ratón de pantaloncillos rojos. Así que, como recordar es vivir, vamos a repasar las 10 mejores películas animadas que no pertenecen a la corporación Disney.

10) El viaje de Chichiro (2001)

Esta historia ilustra el clásico viaje del héroe. Cuando los padres de Chihiro se convierten en cerdos, la niña se da cuenta que sin querer han entrado en un mundo habitado por dioses antiguos y seres mágicos, dominado por la diabólica Yubaba, una arpía hechicera, por lo que tendrá que luchar por ser capaz de vencer sus temores para salvar a sus seres queridos.

9) Un cuento americano (1986)

Huyendo de malvados gatos rusos, el pequeño ratoncito Fievel emigra con su familia a Estados Unidos; pero al llegar a Nueva York se extravía, así que comienza un gran viaje para regresar de vuelta con su familia. Esta película lo tuvo todo para convertirse en un clásico instantáneo: Moderna técnica de animación (en su momento), sensibilidad, suspenso y la producción del genio de Steven Spielberg.

8) El gigante de hierro (1999)

En un pequeño pueblo de Maine, Hogarth, un imaginativo niño de nueve años, vive con su madre soltera, Annie, mientras fantasea continuamente con la posibilidad de una invasión alienígena. Un día, un pescador entra en la cafetería en la que trabaja Annie contando que ha visto un enorme hombre de metal que caía al mar. Hogarth empieza a investigar este misterioso suceso hasta que se encuentra con un enorme gigante de quince metros de altura, con un insaciable apetito por el metal y una gran curiosidad por todo lo que le rodea. Ambos se hacen rápidamente amigos. Pero en el pueblo empiezan a surgir rumores de todo tipo que atraen a los agentes del gobierno, capitaneados por Kent Manslew.

Una cinta con un mensaje pacifista que demuestra que es posible la amistad entre un niño y un robot en medio de una época como la Guerra Fría que estuvo marcada por la paranoia y el miedo de la sociedad estadounidense a una posible guerra o invasión extranjera. Sin duda, una película que ha recobrado mayor trascendencia con el paso del tiempo, ya que en su momento, a pesar de haber sido alabada por la crítica, fue un desastre en taquillas. Además, con la situación actual del mundo, un mensaje de paz y el querer refugiarnos en un amigo no humano para olvidar todo lo malo que nos rodea, se ha vuelto algo reiterativo.

7) El camino hacia El Dorado (2000)

Julio y Miguel son dos estafadores españoles que terminan prisioneros en barcos de Hernán Cortés, cuya parte de su tripulación va hacia el “nuevo mundo” en busca de oro. Miguel y Tulio se encuentran con un paraíso hecho de oro llamado El Dorado y fingen ser dos famosos dioses de las tribus locales para no ser sacrificados.

Esta película supo encerrar todo lo que de niños nos gustaba. Aventura, humor y hasta deporte cuando debieron disputar el antiguo juego de pelota ante la tribu indígena. Fue una película que nunca nos aburrió de jóvenes y que aún de grandes, tal vez bajo otra lupa, aún sigue siendo llamativa de observar un domingo por la tarde.

6) Coraline (2009)

Coraline acaba de trasladarse con sus padres a un nuevo hogar. Allí, sus progenitores se encuentran desbordados por el trabajo, así que la pequeña decide buscar alguna distracción. Pronto descubre una puerta secreta dentro de su casa, en la que, al atravesarla, encuentra una nueva versión mejorada de su vida, que incluye unos padres mucho más atentos.

Cierto, es una película que quizá nos agarró un poco tarde a la mayoría de nosotros, pero que es un perfecto clásico infantil para la generación Millennial, además de transmitir el importante mensaje de “Cuidado con lo que deseas” y la inconformidad que siente la mayoría con su vida, algo que aplica perfecto a cualquier edad. Esta animación dejó a más de uno con una mezcla de sentimientos que van desde la fascinación por su mundo de fantasía y el miedo por lo oscuro de la trama, pero que no impide que esta cinta se convierta en la favorita de muchos.

5) Todos los perros van al cielo (1989)

Todos los perros van al cielo… o al menos hasta ahora. A las puertas del cielo es donde se encuentra Charlie, un pastor alemán granuja y estafador, asesinado por su antiguo socio, el malvado Carafea, para hacerse con el control del negocio de apuestas ilegales más importante de Nueva Orleans. Con la inestimable ayuda de su fiel amigo Richie y de María, una niña huérfana que puede hablar con los animales, Charlie tendrá una oportunidad para demostrar que merece su entrada en el cielo.

Vamos, es una película de perros, nuestra fibra más sensible y sencilla de tocar si queremos convertir una película en un recuerdo eterno (que lo digan Marley y yo o Hachiko). Es una historia, como la mayoría de clásicos animados, que tiene  el enorme poder de hacernos disfrutar pero al mismo tiempo generar una sensación de zozobra conforme avanza la trama.

4) La tierra antes del tiempo (1988)

También conocida solo como Pie pequeño, por el nombre de su personaje principal. Nos relata la historia de un pequeño dinosaurio cuello largo llamado, que se encuentra con la realidad de sobrevivir por sí mismo, ya que después de un terremoto su manada se ve en una situación de peligro y pierde a grandes personajes en su vida. También crea lazos fraternales con nuevos amigos que se unirán a la búsqueda del valle encantado por una mejor vida.

Vale admitir que esta película ingresa a este top como un pequeño homenaje a mi madre, ya que la película es más de la época de nuestros padres y es indiscutiblemente la película de la que más me habló durante mi infancia (de ahí que la viera tantas veces y quedará en mi memoria). Esta es una película que a lo mejor muchos crecimos creyendo que pertenecía a Disney, pero no, es propiedad de Universal Studio en conjunto con Lucasfilm y cuenta nuevamente con la producción de Steven Spielberg.

3) Mi vecino Totoro (1988)

Un retrato sobre la vida rural japonesa de los años 50, donde un profesor universitario se muda con dos hijas a una casa cerca del bosque mientras su mujer enferma, se recupera. Las hijas de este hombre descubren “duendecitos” de polvo, de este modo aprenden que hay seres que no todos pueden ver, y que solamente pueden ser vistos por aquellos de corazón puro.

Fue tal su impacto, que la revista británica Time Out la colocó en el primer lugar en una lista de las 50 mejores películas animadas, por lo que el tierno Totoro se convirtió en la imagen del Studio Ghibli.

2) Anastasia (1997)

Clásico entre los clásicos. Una película inspirada en Anastasia Romanov una de las hijas del último zar de Rusia, Nicolás II, llena de magia y aventura, con una princesa fuerte e independiente y un protagonista muy humano que está lejos de ser un perfecto príncipe azul.

Al enterarse de que la emperatriz María de Rusia ofrece una recompensa a quien tenga pistas sobre el paradero de su nieta, la princesa Anastasia, dos estafadores convencen a la joven Anya para que se haga pasar por ella y poder repartirse así el botín. Lo que ellos ignoran es que Anya es, en verdad, la desaparecida Anastasia y que tras sus pasos está el malvado Rasputín, acompañado del simpático y no tan malvado murciélago, Bartok.

Una película de la que pasa el tiempo y es imposible no volver a verla una y otra vez, aunque, seguro a más de uno se le arruinó la infancia al saber el verdadero destino de la princesa fuera de la ficción, ya que fue asesinada junto a toda su familia tras la Revolución Bolchevique de 1917. Fue tal el éxito de la cinta, que la historia fue llevada a Broadway para un musical.

1) Shrek (2001)

¿Qué podemos decir de Shrek? Sin duda una de las sagas que ha ayudado a cambiar la forma de ver y juzgar las películas animadas, ya que no es solo una película para los más pequeños de la casa, todos por igual hemos disfrutado a los largo de sus cuatro películas y diversos spin-off o especiales. Esta cinta fue la primera en llevarse el Oscar a Mejor película animada, pues hasta el año 2001 esta categoría no existía.

En este apartado en particular, no colocaremos una sinopsis de la historia ya que nos referimos  a la saga completa, aunque la tercera y cuarta entrega de la saga bajan considerablemente su calidad, la primera y la segunda son tan perfectas, que convierten a todo el universo de Shrek en un solo producto insuperable e irrepetible.

Para ustedes, ¿cuál es la mejor película de Shrek y de la lista en general? ¿Agregarían alguna otra? Esperamos ansiosos sus comentarios.

Fabián Arias [email protected]

Estudiante periodismo Universidad Internacional de las Américas. Experiencia y amplio conocimiento en el área audiovisual y deportiva.

No Comments

Leave a Comment