fbpx
a
Lorem ipsum dolor sit amet, consecte adipi. Suspendisse ultrices hendrerit a vitae vel a sodales. Ac lectus vel risus suscipit sit amet hendrerit a venenatis.
12, Some Streeet, 12550 New York, USA
(+44) 871.075.0336
[email protected]
Links
Follow Us
 

Top 10: Películas ganadoras del Oscar

Faltan solamente 48 horas para que se realice la entrega de premios más importante de la industria del cine. Es por ello, que nuestra lista de esta semana será dedicada a las mejores 10 de las 91 cintas que han sido nombradas ganadoras del Oscar a Mejor Película.

10) La malvada (1950)

Joseph L. Mankiewicz firma una punzante, divertidísima y certera reflexión sobre la rivalidad, las envidias y las inseguridades en la industria del espectáculo, que terminó llevándose el Oscar en su edición número 24 en 1951.

Los diálogos del cineasta, un espía de la industria que conocía a fondo las obsesiones y miedos de las estrellas, son tan memorables como las interpretaciones de Bette Davis, Anne Baxter y Celeste Holm.

9) Spotlight (2015)

A veces las películas no necesitan más que contar una buena historia y hacerlo bien. En este caso, Spotlight cuenta la historia de un grupo de periodistas que en 2001 tuvo el valor de investigar y destapar una red de pederastia encubierta por la Iglesia Católica durante décadas en Boston.

Sin caer en la nostalgia o la épica, esta película ganadora del Oscar en el 2016, se eleva como una elegante reivindicación del periodismo en una época en donde abundan las noticias falsas o la falta de investigación periodística.

8) Los mejores años de nuestra vida (1946)

Son muchas las películas que retratan los horrores de las guerras mundiales, pero William Wyler fue más allá: la trágica y conmovedora, relatada con tanta crudeza, que genera un efecto enorme de concientización y la Academia la premió como la mejor película en 1947.

Los mejores años de nuestra vida nos cuenta qué es lo que pasa con los soldados en las semanas y los meses que siguen a un evento que marcará el resto de sus vidas. El drama, tan realista y honesto que no parece una película de Hollywood, mete el dedo en la llaga y plantea cuestiones tan dolorosas como necesarias. Según Billy Wilder, “esta es la película mejor dirigida de la historia de cine”.

7) Titanic (1997)

Solo James Cameron confiaba en una película que los medios y la industria calificaron como el mayor fracaso de la época incluso antes del estreno. Como siempre, el director de Avatar tenía razón. Titanic fue el Lo que el viento se llevó de finales del siglo XX, todo un fenómeno cultural que todavía hasta hoy sigue generando memes y noticias cada vez que sus protagonistas, íntimos amigos, coinciden en un evento.

La historia del trasatlántico más importante de la historia, aquel que “Ni Dios lo puede hundir” y se hundió en su primer viaje, ganó la estatuilla más importante de la noche en la edición de 1998.

6) Lo que el viento se llevó (1939)

Todo es grande y exagerado en Lo que el viento se llevó: los personajes (Escarlata O’Hara y sus “Mañana será otro día”) , la duración (sus cuatro horas podrían dividirse, fácilmente, en dos películas con sus respectivas presentación, nudo y desenlace) , la épica (el incendio de Atlanta) y las concesiones al melodrama (el accidente del caballo).

La leyenda de la película que más entradas ha vendido en la historia del cine en su rodaje: la producción fue un infierno y hasta tres figuras de renombre pasaron por la silla de director (George Cukor, Sam Wood y, el único que aparece en los créditos, Victor Fleming). Pero el resultado, fue al final el deseado.

La moda reciente del revisionismo histórico puede jugar en su contra, pero Lo que el viento se llevó siempre será recordada, entre otros motivos, por darnos la primera gran heroína feminista del cine, Hattie McDaniel, y por el histórico Oscar a Mejor Actriz que ganó en 1940, el cual la convirtió en la primera persona de color en ser reconocida por la Academia.

5) El Padrino II (1974)

La adaptación al cine de la novela de Mario Puzo parecía insuperable… hasta que pasaron dos años y Francis Ford Coppola volvió a dejar boquiabierto al público y la industria. El cineasta rizó el rizo para ofrecer un viaje al futuro y al pasado de los Corleone en un apasionante y complejo retrato sobre una familia abocada a acabar en el infierno. El Padrino II fue la presentación triunfal de un impresionante Robert De Niro y la prueba de que las secuelas sí que pueden ser buenas., sino que hasta mejores.

4) El Padrino (1972)

¡Sí! Si El Padrino II está en esta lista, solo podía ser sucedida por su antecesora. El Padrino es una suma de secuencias antológicas (la boda, el prólogo, la amenaza en forma de cabeza de caballo) y personajes inolvidables que forman una apasionante crónica sobre Estados Unidos desde el punto de vista de una familia de inmigrantes italianos.

Se ha escrito (y se escribirá) tanto sobre el clásico de Francis Ford Coppola, la piedra fundacional de la ficción sobre mafiosos tal y como es entendida, que ya no queda nada más que añadir. Bueno sí, solo esto: Ha sido la única saga en la historia que ha conseguido ver a dos de sus películas llevarse el premio máximo de la Academia. Eso por sí solo ya lo dice todo, ¿no?

3) El silencio de los inocentes (1991)

La película que llegó a donde El exorcista y Tiburón no pudieron. La única historia de terror en ganar el Oscar en la categoría reina arrasó en los premios (es una de las únicas tres producciones que han ganado los premios a mejor película, dirección, guion, actor y actriz) a pesar de tenerlo todo en contra: se había estrenado un año antes, era cine de género y era violenta e incómoda.

Pero el thriller de Jonathan Demme, dramatizado de manera ridículamente extraordinaria y antológica por parte de Jodie Foster y Anthony Hopkins, era tan incontestablemente extraordinaria (y acabaría siendo tan influyente) que nadie se preguntó cómo era posible que la Academia estuviera reconociendo a una película así.

2) La lista de Schindler (1993)

Con una historia contada casi al 100% en blanco y negro (¿Roma?), Steven Spielberg tuvo que ponerse serio y hacer la película definitiva sobre el nazismo (poniendo de moda, de paso, un subgénero explotadisimo por el cine en años posteriores) para que la Academia decidiera reconocerlo de una vez.

Pocas veces hemos visto tanto odio, horror y desesperanza en una película. Su final en el cementerio fue la única concesión al melodrama de una historia incontestable y demoledora que se convirtió automáticamente en un clásico del séptimo arte.

1) Casablanca (1943)

Es Casablanca. Nada que añadir Su Señoría. Pero si aún así nos solicitan el por qué de su ubicación en esta lista, pues bien, diremos entonces que los diálogos de Casablanca son tan sensacionales y han dejado una huella tan grande en la cinefilia, que cuesta creer la leyenda urbana de que el guion se escribió sobre la marcha durante el rodaje.

Humphrey Bogart e Ingrid Bergman (tres veces ganadora del Oscar, dos por Mejor Actriz) forman una de las parejas más emblemáticas del cine en esta ingeniosa película sobre los arrepentimientos, la amistad, los sacrificios y el amor. La dirección es elegante, el humor es irónico y el sentimentalismo de la historia está tan bien manejado que puede ser disfrutado por cínicos y románticos. Una película por la que no pasa el tiempo y que ha aguantado, como muy pocas, el paso de las generaciones.

Fabián Arias [email protected]

Coordinador de prensa. Estudiante de periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Experiencia cubriendo el acontecer audiovisual y deportivo.

No Comments

Leave a Comment